Debido a la reactivación económica, la demanda por trabajadores ha crecido, lo que ha propiciado una alta expectativa salarial. Tal es el caso, que muchos colaboradores no tienen reparos al momento de cambiar de trabajo para obtener un mejor sueldo o más beneficios.  Por tanto, si tu empresa no invierte en remuneraciones y prestaciones competitivas, es posible que tengas dificultad para encontrar y mantener el talento que necesitas.

Disminuye la rotación: Un estudio reciente de la Universidad de Harvard muestra que el aumento de solo  $1 USD por hora se traduce en el alza del 2.8% en la tasa de retención laboral, mientras que una disminución de $1 USD por hora resultó en el aumento de un 28% de la rotación de personal. Más preocupante aún, en Chile, según nuestro estudio Tendencias de Recursos Humanos 2020-2021, un 72% de los encuestados afirmó que el principal motivo para cambiar de empleador es recibir una mejor oferta financiera o profesional. Es muy simple, si tu empresa no ofrece una renta competitiva, tus trabajadores se irán. 

Ahorra costos: Una mejor renta el día de hoy, en un mundo laboral post pandemia, donde el trabajador es quien está al mando debido a la escasez de mano de obra, se traduce en colaboradores motivados. Por tanto, un aumento de sueldo se puede pagar por sí mismo, porque ahorras en horas extras, ausentismo y búsqueda y capacitación de nuevos trabajadores. 

El bienestar de tus colaboradores es una buena inversión

Ya establecimos que el bienestar de los trabajadores se traduce en mayor motivación y productividad. Si quieres saber más sobre este tema, lee nuestro artículo al respecto.

Para comenzar, crea una estrategia de bienestar que se alinee con la visión y los objetivos comerciales de tu compañía. Esto ayudará a que tu empresa siga siendo competitiva en tiempos tan turbulentos.

Los beneficios para tus trabajadores no necesariamente significan un aumento en las remuneraciones, también pueden ser incentivos no monetarios.

A continuación te mostramos 4 factores clave que debes tener en cuenta al diseñar una estrategia de beneficios:

Estándar del mercado:

Como empleador, es fundamental mantenerse actualizado sobre la renta promedio en tu industria. Esta información es un buen punto de partida para determinar si tu rango de remuneraciones actual está por encima o por debajo del promedio del mercado.

Conoce a tu competencia:

Conocer las tendencias salariales de tu industria es un primer paso, pero también debes conocer a tu competencia directa. Por ejemplo, es esencial que los fabricantes de zapatos comprendan las tendencias salariales en la industria manufacturera. Sin embargo, es igualmente importante que estos empleadores sepan qué tipos de compensación y beneficios ofrecen otros fabricantes de zapatos. Llevar a cabo un análisis exhaustivo de la competencia puede proporcionarte la información que necesitas.

Los sueldos no son todo:

Es cierto que las remuneraciones son, y probablemente seguirán siendo, el principal motivo para cambiar de trabajo; sin embargo, los trabajadores actuales buscan más que solo un sueldo. De hecho, las expectativas respecto a los beneficios corporativos han aumentado desde el inicio de la pandemia.

Por ejemplo, nuestro último estudio Randstad Employer Brand Research muestra que un balance saludable entre el trabajo y la vida personal es la segunda motivación mencionada por los encuestados para cambiar de trabajo. 

La fuerza laboral actual busca beneficios significativos como la posibilidad de cambiar a un modelo de trabajo híbrido, horarios flexibles, más vacaciones y días de descanso. Por tanto, la finalidad de los beneficios laborales debe ser el crear un equilibrio entre el bienestar personal del trabajador y su vida laboral.

Otro punto importante es la estabilidad laboral y el plan de carrera dentro de tu empresa. Los trabajadores actuales saben que el mundo está cambiando y que las habilidades, especialmente las digitales, tienen una gran demanda. Para asegurar su empleabilidad en el futuro, debes proporcionar oportunidades de capacitación y ascenso. Ofrecer este tipo de beneficios puede generar lealtad y hacer que sea menos probable que se cambien de trabajo.

Beneficios corporativos:

Para crear un paquete de beneficios que genere mayores tasas de retención, es importante incluir una renta competitiva y beneficios significativos para los trabajadores. Sueldos más altos sin beneficios que mejoren la vida de tus colaboradores pueden no ser suficientes para evitar que se cambien de trabajo. Por otro lado, las prestaciones sin rentas competitivas tampoco serán suficientes. Solo cuando los sueldos competitivos y los beneficios significativos van de la mano, tu empresa puede bajar la tasa de rotación laboral.

¿Quieres crear un plan de beneficios para tus trabajadores pero no sabes qué incluir? Descarga nuestra guía sin costo con los 10 beneficios más deseados y comienza a trabajar hoy en crear un mejor ambiente laboral para tus trabajadores y así estar preparados para el tan desafiante 2022.