motivación
motivación
     

Tradicionalmente los objetivos de las empresas y los de sus trabajadores parecían apuntar en direcciones opuestas, pero con el tiempo, esta visión ha ido cambiado y cada vez más expertos en Recursos Humanos coinciden en que el bienestar y la satisfacción de los colaboradores incide directamente en la productividad y el éxito de las organizaciones. 

Esta situación se acentuó aún más con la pandemia, la que provocó un vuelco en el mundo laboral y dejó a los trabajadores al frente del timón, decidiendo dejar de trabajar, o hacerlo solo con empresas que les generen un sentido de propósito y en donde se escuchen sus necesidades y expectativas.

Además de lo anterior, la escasez de profesionales, el incremento de los emprendimientos y de los trabajos por “cuenta propia” crearon un clima de creciente desinterés por emplearse del modo tradicional o con empresas que no inviertan de manera significativa en su capital humano.

Desde el punto de vista de la productividad, un estudio de Oxford reveló que los trabajadores que se consideran a sí mismos como felices son un  13% más productivos que los que declaran bajos niveles de felicidad. En Chile el 53% de trabajadores dice sentirse "feliz" en su ocupación laboral, pero afirma que su bienestar era mayor antes de la pandemia. Con estos antecedentes, es importante que pongas el foco en tu equipo de trabajo y sus necesidades para lograr un clima laboral que fomente la motivación y potencie el talento interno de tu empresa.

¿Qué es la motivación?

La RAE define la motivación como un conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona. Pero ¿qué significa esto dentro de una organización?

La motivación ayuda a aumentar la productividad

Cuando un trabajador está contento con su trabajo y los beneficios que éste le proporciona, tiende a permanecer más tiempo en su cargo, se ausenta menos y el sentido de lealtad hacia su empleador lo impulsa a ser más productivo, pues siente que sus metas y objetivos se alinean con los de la empresa.

Un claro ejemplo de esto, es el sorpresivo aumento de entre un 7,4% y un 8,7% en el índice de productividad en Chile durante el 2021, después de una década de tendencia a la baja. Este cambio se explica, entre otros factores, por el modelo de teletrabajo implementado durante la pandemia, el que permitió a muchos trabajadores alcanzar un mejor equilibrio entre la vida personal y profesional, aumentando la satisfacción en el trabajo

3 señales de falta de motivación en tu equipo de trabajo:

Para comenzar a solucionar un problema, primero debes detectarlo, por eso te dejamos las 3 señales más frecuentes que indican que necesitas enfocar tus esfuerzos en identificar las causas de esta desmotivación para revertir la situación. Hoy menos que nunca nos podemos  permitir perder buenos profesionales.

1. Alta rotación de personal:

Si no logras retener el talento en tu empresa, es muy probable que tus trabajadores estén desmotivados en sus cargos. Acá las encuestas de salida te dan claras respuestas. Si quieres saber más sobre ésta y otras causas de la rotación de personal, lee nuestro artículo Efectos y causas de la rotación laboral.

2. Baja productividad:

Cuando tus trabajadores están contentos y satisfechos con su trabajo, producen más. Si tienes problemas para llegar a tus metas de producción o tienes que pagar horas extras para conseguir los resultados esperados, lee nuestro artículo “Cómo el bienestar influye en la productividad”

3. Mal clima laboral:

Malas relaciones entre los miembros del equipo, ya sea por temas laborales o personales, pueden ser un indicativo que la moral de los colaboradores está baja, por tanto, una dosis de motivación es necesaria para hacer más grato el ambiente en el trabajo.

¿Cómo aumentar la motivación entre tus trabajadores?

Según una encuesta realizada por Randstad Chile el principal factor que ayuda a motivar a los colaboradores es el incentivo salarial, alcanzando un 39% de las menciones entre los encuestados. La renta, históricamente siempre ha aparecido como el top en el ranking al momento de tomar decisiones de movilidad laboral. Si quieres saber cómo implementar una estrategia salarial exitosa en tu empresa, te recomendamos leer nuestro artículo al respecto.

Los otros factores que influyen en la motivación de los miembros del equipo de trabajo son, en orden de preferencias, el reconocimiento al desempeño (32%), la promoción interna (19%) y la capacitación constante (10%). Como puedes ver, existen muchos incentivos no salariales que pueden ayudar a motivar a tus colaboradores. Si quieres saber más sobre este tema, lee el artículo incentivos no monetarios para compensar a tus trabajadores en nuestro blog.

Plan paso a paso para motivar a tu equipo de trabajo

Una vez identificados los factores que influyen en la motivación y que te ayudarán a aumentar la productividad en tu equipo de trabajo, te dejamos una guía práctica, con tips útiles para conseguir este propósito:

1. Crea un objetivo común entre los miembros de tu equipo:

Una meta compartida es más fácil de lograr, sobre todo cuando todos disfrutan los beneficios de su consecución. Comienza por darle una voz a tus trabajadores en el establecimiento de metas, ya sea a corto o largo plazo. Luego ofrece incentivos individuales y grupales a quienes cumplan con los objetivos trazados. Esos incentivos pueden ir desde bonos por meta cumplida, hasta días o tardes libres. Importante es hacer seguimiento periódico de la consecución de estos objetivos para identificar desvíos y poder revertir situaciones con planes concretos. Involúcrate y apoya a tu equipo en el logro de éstos.

2. Clima Laboral: 

Construye un discurso optimista dentro de tu empresa, donde se respete la dignidad de cada uno de los colaboradores. Proporciona apoyo, no solo en términos profesionales, también preocúpate de la salud mental y el estado anímico de tu equipo. Esto es posible implementando medidas como la realización de charlas y talleres que fomenten el trabajo en equipo y la buena convivencia. Las actividades extra programáticas como las pausas activas y reuniones donde el foco no sea el trabajo, sino que el conocer y compartir con los miembros del equipo, también son una buena opción. Establece una comunicación sólida, empática, de construcción. 

3. Potencia el Talento interno: 

Es importante permitir que los colaboradores descubran con rapidez nuevas oportunidades dentro de tu organización, para que así puedas retener a los mejores, mientras creas un entorno de trabajo flexible. Según una encuesta realizada por Randstad Chile en marzo de 2022, sólo el 20% de los trabajadores declara que su empleador tiene implementado un programa de movilidad interna. Si tu empresa no cuenta con un plan de carrera, lee nuestro artículo Plan de carrera: qué es y por qué implementarlo.

4. Mejora las habilidades comunicacionales de tus líderes de equipo

Nada hay más humano que la inteligencia emocional y los sentimientos; por tanto, el encargado de dirigir a un grupo de personas, debe poseer habilidades no solo profesionales, sino que también comunicacionales, y debe saber gestionar tanto sus emociones como las de sus colaboradores; además de transmitir energía positiva en el equipo. Si quieres saber más sobre este tipo de liderazgo, te invitamos a leer nuestro artículo “Así son los nuevos líderes empresariales”.