trabajo temporal: peak de fin de año impulsa su crecimiento

No cabe duda que la emergencia sanitaria impactó fuertemente al mercado laboral, aumentando el desempleo y resintiendo las certezas respecto a la posibilidad de encontrar un trabajo estable. Así, la contratación flexible o por proyectos ha generado oportunidades laborales para quienes perdieron su empleo o comenzaron a desempeñar uno informal en medio de la crisis.

De hecho, de acuerdo a cifras de Randstad, consultora multinacional especializada en el reclutamiento y selección de talentos, los requerimientos para la incorporación de trabajadores temporales subieron más de 60% en lo que va de 2020 versus 2019. Solo en septiembre, el volumen de negocio por servicios transitorios creció un 76% en comparación al mismo mes del año pasado; mientras que en octubre el alza fue de 57%, proyectando además un aumento adicional de 10% para los dos últimos meses del año, escenario que representaría un incremento de 67% promedio para el último trimestre. La variación estará determinada por decisiones políticas, como la concreción de un nuevo retiro de los fondos de pensiones; e influenciada por las ventas navideñas y de celebraciones de fin de año. 

¿necesitas personal para enfrentar el peak de fin de año?

Al respecto, Francisco Torres, director de Staffing & Outsourcing de Randstad, dice que “si se aprueba el segundo retiro de las AFP´s se activará el mercado y es probable que, con el estímulo que generará en el consumo, se fortalezcan las áreas de retail, supermercados y producción, provocando además una sobre demanda en logística y distribución. Esto podría redundar en un aumento adicional de 10% en las solicitudes de personal transitorio durante noviembre-diciembre y en más oportunidades laborales para las personas.

A su vez, es factible que este mes veamos un incremento en los requerimientos de Outsourcing, o contratación de trabajadores externos, sobre todo pensando en las firmas que ya definieron su presupuesto 2021 y están potenciando sus equipos ahora para alcanzar los objetivos del próximo año”. De todas formas, el ejecutivo comenta que la incorporación de trabajadores flexibles o por proyecto ya es una tendencia en Chile, de hecho, según un estudio de Randstad realizado a más de 400 tomadores de decisión de diferentes sectores, 64% cree que los empleados temporales aportarán agilidad, eficiencia y productividad a su organización una vez superada la crisis, especialmente considerando que cada vez más personas reconocen las ventajas profesionales, financieras y de estilo de vida que entrega esta modalidad, relata Torres. Descargar estudio.

Y es que los servicios transitorios representan una excelente oportunidad para quienes se encuentran desempleados y necesitan reincorporarse en el mercado, o para aquellas personas que no están viendo otra opción que comenzar a desempeñar labores sin la debida protección social. “A pesar de que la mayoría de las posiciones disponibles actualmente suelen estar activas por un periodo de tiempo determinado, son tremendamente útiles para ganar experiencia y competencias profesionales, además de dar la posibilidad de generar una nueva red de contactos y generar ingresos.

Por lo demás, existe una alta probabilidad de conseguir un cargo permanente una vez finalizado el proyecto o concluido el reemplazo puntual”, enfatiza. El directivo agrega que el trabajo flexible también es beneficioso para las organizaciones, ya que en situaciones de contingencia o crisis sociales, políticas o sanitarias, tienen la opción de reforzar su dotación solo cuando lo necesitan y por el tiempo que lo necesiten, disminuyendo costos. “Permite que las compañías accedan a servicios profesionales, administrativos u operativos de manera inmediata, incluso a prestaciones innovadoras y altamente específicas que sin opciones de trabajo flexible se vuelven inalcanzables”, dice. Lee 5 medidas que apoyan la reducción de costos en tu empresa.

¿Cuáles son los perfiles más requeridos?
Actualmente, las solicitudes por colaboradores transitorios no solo se limita a posiciones operativas y administrativas, sino que se ha ido expandiendo a cargos técnicos y profesionales, básicamente por la fuerza que ha tomado la “economía concierto” en Chile de la mano de la tecnología como un facilitador.  Se trata de una cultura de trabajo móvil, remoto, a demanda e independiente, un estilo de vida ampliamente adoptado por los jóvenes.

“Si bien en los peaks de temporada, los perfiles más demandados son personal de apoyo a la primera línea de atención al cliente, como vendedores, atención telefónica y ejecutivos de call center, aparte de conductores de camiones de despacho, funcionarios de bodega y reposición, y guardias de seguridad si la firma volvió a entregar servicios de manera presencial; en otras épocas del año las secretarias de gerencia o de puestos críticos como analistas financieros, de cobranzas y, en general, procesos que no pueden descontinuarse, son ampliamente solicitados. En cuanto a cargos más calificados, el Retail está fortaleciendo su dotación en gestión de stock y logística; mientras que los técnicos y profesionales del rubro tecnológico son requeridos por todos los rubros para desempeñarse por proyectos específicos”, enfatiza.

El experto de la consultora añade que “no hay que olvidar que el mundo post Covid-19 ofrecerá mayores posibilidades para experiencias flexibles y la inclusión de freelancers como parte del pool de talento de las empresas. Y dado que la especialización y el conocimiento no reconocen formatos de contratación, la incorporación de talentos temporales, por proyecto o part-time crecerá en medio de un contexto en el que las organizaciones necesitarán más que nunca ser competitivas para recuperarse del impacto económico que dejó la pandemia”, concluye.

¿quieres más información sobre este estudio?

< volver a la página anterior
Sorry, you don't have access to this page