economía concierto: qué es y cómo ha crecido en chile

La economía concierto: la mayoría de nosotros hemos oído hablar de ella, muchos trabajamos en ella, pero pocos comprenden realmente de qué se trata. Si bien es fácil descartar "la economía de los conciertos" como una frase de moda utilizada por los técnicos y los fundadores de startups, es un concepto importante que tiene implicaciones de gran alcance para los empleados y gerentes en la mayoría de los sectores.

¿Qué es la gig economy?
Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, la gig economy, o economía concierto, es una fuerza de trabajo que basa su actividad en "proyectos o tareas individuales para los que se contrata a una persona, a menudo a través de un mercado digital, para emplearse según la demanda".

The New Yorker la llama la "economía a pedido, de pares o de plataforma". Encarnada por compañías como Uber, TaskRabbit, Airbnb, Handy, Thumbtack y Fiverr, este formato de economía opera en base a calificaciones y sistemas de pago enrutados a través de aplicaciones, las cuales ofrecen a las personas una amplia gama de opciones para ganar dinero realizando "conciertos" o servicios para otras personas, ya sea para recoger alimentos o para llevarlos al aeropuerto.

Quienes participan en la economía concierto provienen de una gran variedad de orígenes. Si bien algunos son trabajadores a tiempo parcial que buscan tener ingresos extra fuera de su ocupación diaria, otros son se ganan la vida únicamente, y a tiempo completo, con el empleo a pedido.

La Institución Brookings informa que el número de "empresas sin empleo" (trabajadores autónomos) creció un 69% entre 2010 y 2014. Este aumento ha sido más notable en las grandes áreas metropolitanas, que han experimentado un crecimiento del 50% o más, transporte transporte terrestre y hotelería.

¿Cómo ha afectado la economía de los gig al trabajo y al mercado laboral?
Los efectos de la economía concierto varían según con quién hables. No hay duda de que, en los últimos años, se ha disparado a proporciones épicas, lo que es tanto una bendición como una maldición. 

Por un lado, los trabajadores que antes no podían encontrar una plaza laboral ahora pueden ganarse la vida realizando "conciertos", con el tipo de jornada que ellos decidan. Esta oportunidad ofrece un alto potencial de ingresos, mucha flexibilidad (perfecta para familias y estudiantes, por ejemplo) y la libertad de tener un trabajo de 9 a 17 hrs. De acuerdo al INE, en Chile la tasa de ocupación informal alcanzó un 28,9 por ciento en el primer trimestre 2020, lo que representa un alza del 1,6 puntos porcentuales en los últimos doce meses y su máximo valor desde el trimestre julio-septiembre de 2017. Si bien este tipo de empleo podría considerarse de menor calidad, evitó un alza más brusca en el desempleo, que en ese instante se situaba en 8,2%; mientras que en el trimestre junio-agosto llegó a 12,9%.  

Sin embargo, por otro lado, la economía de los gig ha destruido o reemplazado efectivamente industrias de larga data y ha impactado a muchos trabajadores en el proceso. Uber, por ejemplo, está afectando a la industria de taxi convencional, mientras que Airbnb está causando problemas en los hoteles de todo el país y del mundo.

La gig economy ofrece libertad, sí, pero también carece de seguridad laboral, beneficios, días de enfermedad pagados y pensiones. Esto puede crear un entorno delicado para los empleados y generar jubilaciones más precarias.

El futuro de la economía concierto
Si bien hay algunas desventajas definidas de la economía concierto, una cosa parece segura: seguirá creciendo. Dado que esto es casi una garantía, las compañías y los trabajadores independientes ahora están cambiando su enfoque hacia cómo se regula y empeñándose por garantizar que se mantengan los derechos de quienes se desempeñan bajo esta modalidad.

Siempre que la igualdad y la justicia estén aseguradas y resguardadas en la economía concierto, este nuevo y valiente mundo de autoempleo masivo puede ofrecer beneficios notables tanto para los empleados como para las empresas que dependen de ellos.

Noticias relacionadas:

¿quieres más información sobre esta tendencia?

< volver a la página anterior
Sorry, you don't have access to this page