productividad: el principal desafío de rr.hh. en 2020-2021

Sin duda, lo ocurrido a partir del 18 de octubre pasado con el inicio del conflicto social afectó de manera significativa la productividad del país, finalizando 2019 con un nulo crecimiento en este indicador[1]. Sin embargo, la pandemia mundial, que tiene a la economía global tambaleando; resintió aún más las cifras macroeconómicas nacionales; anotando el PIB del segundo trimestre su mayor caída desde 1982 y el desempleo la tasa más alta en 10 años, con 12,2% en el trimestre móvil abril-junio.

Revisa el artículo: 5 medidas de rr.hh. que apoyan la reducción de costos en tu empresa

Así, queda de manifiesto que la emergencia sanitaria ha repercutido en todos los ámbitos y el mundo del empleo no es la excepción, lo que se refleja en las prioridades que los departamentos de Capital Humano han definido para hacer frente a una crisis que ha golpeado fuerte a todas las industrias. En este sentido, de acuerdo al estudio “Tendencias anuales 2020-2021” de Randstad[2], si bien incrementar el desempeño y la productividad continúa ocupando la primera posición entre los principales desafíos de los departamentos de gestión de personas, con 55%; este año mantener a los colaboradores bien informados es TOP3, con 39%; mientras que en 2019 se encontraba en la posición número 7. Por su parte, en el segundo puesto está crear y mantener un buen ambiente laboral, con 50%.

Al respecto, Natalia Zúñiga, directora de marketing y comunicaciones de Randstad, señala que la abrupta subida en el ranking que tuvo la comunicación interna se explica porque las organizaciones han entendido que ésta debe ser abierta, sincera y cercana, especialmente frente al actual escenario[3]. De esta forma, “si los mensajes han sido claros, transparentes y oportunos desde el inicio de la crisis, y los trabajadores han recibido información certera sobre el futuro de la compañía, las decisiones que se tomaron para mitigar los efectos de la pandemia y cómo va a ser el plan de reactivación, incluyendo las medidas de seguridad para proteger su salud, evidentemente la vuelta a la oficina no se verá empañada por temores e inseguridades”, dice.

Igualmente, agrega que, a pesar de que mantener a los empleados bien informados pasó a ser una prioridad, falta bastante camino por recorrer en este sentido. De hecho, al evaluar la claridad que han tenido las firmas al momento de comunicar lo que esperan del desempeño de su personal mientras están home office y acerca de cómo van a ser medidos durante el tiempo que teletrabajen, 58% califica este ítem con una nota entre 0 y 6, considerando 0 la puntuación más baja y 10 la más alta; 22% lo hace con 7 u 8; mientras que solo 20% le asigna un 9 o 10[4].

En cuanto al principal desafío planteado por los líderes de RR.HH., relacionado con aumentar el rendimiento y la productividad de sus equipos, Natalia dice que “cobra mayor relevancia en un instante como este, en el cual todos los involucrados debemos tomar conciencia y retomar la operación de la manera más segura posible, siguiendo todos los protocolos recomendados por los expertos para resguardar la salud de la población, con el objetivo de evitar un rebrote que pueda paralizar nuevamente la economía y afectar la empleabilidad”, asevera.

Lee sobre nueva normalidad ¿cómo enfrentar los desafíos de rr.hh?

Por otro lado, el segundo lugar del ranking respecto a crear y mantener un buen ambiente laboral hace palpable que “hoy el salario dejó de ser la principal preocupación de los ejecutivos de recursos humanos, ya que si bien tener una renta acorde al mercado es relevante para todos los actores del mundo del trabajo; resulta imprescindible que además las empresas cuenten con una propuesta de valor atractiva, tanto para sus talentos actuales como para los que están por venir.

Y es que los colaboradores pueden tener todas las aptitudes necesarias para cubrir perfectamente los requerimientos del puesto, pero si no sienten que están en un entorno grato, no lograrán desarrollar todo su potencial y es mayor la probabilidad de que dejen la organización. Por el contrario, si al interior de la oficina se vive un clima de respeto, colaboración, compañerismo y empatía, el aumento de la productividad y del rendimiento vendrán por si solos”, reflexiona. Lamentablemente, este ítem se ha visto afectado en el último tiempo, ya que 44% de los encuestados afirma que el ambiente, tanto en su compañía como al interior de su equipo directo se ha deteriorado desde que está ejerciendo sus funciones a distancia en el marco de la pandemia, “lo que es natural frente al agotamiento físico y mental que esto genera”, puntualiza. Ver estudio.

descargar el informe

[1] El informe anual de la Comisión Nacional de Productividad (CNP) reveló que el dato acumulado en 2019 habría tenido al menos un nulo crecimiento, el cual oscila entre -0,3% y un 0%.
[2] Estudio realizado por consultores Randstad en base a más de 700 entrevistas a ejecutivos de alto nivel de compañías de diferentes rubros.
[3] La toma de muestra se realizó a durante febrero y la primera quincena de marzo (fase 1, 2 y 3 del covid en Chile), por lo tanto, el estudio grafica el inicio de la crisis sanitaria en el país, pero un escenario muy desfavorable a nivel global.
[4] Sondeo realizado en junio a 800 trabajadores con diferentes cargos y de todas las industrias.

< volver a la página anterior
Sorry, you don't have access to this page