La fidelización de talento es el nuevo reclutamiento

Has invertido un tiempo importante en el equipo de adquisición de talento, proyectos de Employer Branding y tecnologías de contratación, pero encontrar a los candidatos ideales es cada vez más y más difícil. Con el aumento de la escasez de talento, hay puestos que no se cubren durante periodos de tiempo cada vez más largos, lo que repercute en la pérdida de oportunidades de negocio para la compañía. Según el informe de Tendencias de RRHH de Randstad Research, el 41% de las empresas ha dedicado entre uno y dos meses en encontrar al profesional adecuado al puesto y el 29% más de dos meses.

Pero hay una forma de asegurarse de que tienes al equipo que necesitas para continuar creciendo: fidelizar a los profesionales que ya forman parte de tu equipo. 

La tasa de paro se reduce en todo el mundo
En EEUU, Europa, Oriente Próximo, África y Asia, el paro decrece. Esto implica que la competencia está a la caza de talento cualificado, incluido el de tu equipo. Esta es la razón por la que fidelizar a tus empleados supone un ahorro de coste y de tiempo. Según TLNT.com, el gasto real de reemplazar a un miembro de alto nivel puede ser cuatrocientas veces el salario de dicho puesto. Además, un profesional de nivel intermedio o alto necesita, al menos, 6 meses para adecuarse al puesto y ser productivo, según Harvard Business Review. Esto supone que, a priori, el tiempo que emplearemos en encontrar al candidato adecuado y en que éste se adecue a su posición, repercutirá en nuestro negocio. 

La vinculación es la clave
El mismo esfuerzo que pones en construir y vincular la marca con los empleados debería aplicarse a fidelizarlos. Dar énfasis a la employee value proposition (EPV), reforzar la cultura de la empresa y reconocer la contribución de los individuos son pasos que deberías dar para asegurar su vinculación a tu organización. Más allá de estas consideraciones, hay otras medidas que deberías tomar. 

Medir los riesgos
¿Sabes cuáles de tus mejores empleados están en riesgo de marcharse? Actualmente, el 14% de los profesionales está buscando activamente otro empleo, según los datos de Randstad Workmonitor, lo que quiere decir que en tu plantilla hay personas que quieren marcharse y que están buscando ya nuevas oportunidades.  Identifica a estos miembros de tu equipo que crees que puedan marcharse y cubre sus necesidades de desarrollo antes de que esto ocurra. Afortunadamente, tienes acceso a muchas fórmulas para ayudarte en esta tarea. Las herramientas de gestión son cada vez más sofisticadas y pueden ayudarte a mejorar la experiencia de tus mejores empleados. Una de las posibilidades es ayudar a nivelar las formaciones y favorecer plataformas de desarrollo para apoyarles en su carrera profesional. Asegúrate de que les ofreces una visión a futuro dentro de tu empresa. 

Conoce el mercado
¿Está tu plan de salarios basado en los datos actuales de mercado? Asegúrate de seguir siendo competitivo en estos tiempos tan dinámicos ofreciendo a los puestos críticos de tu empresa unos niveles salariales adecuados. No le pongas fácil a la competencia el llevarse a tus empleados simplemente porque no te ajustas a la realidad del mercado.

Pero ten en cuenta que no solo el salario es un elemento decisivo para que un profesional valore irse de tu compañía. Hay otros elementos que están tomando más importancia como por ejemplo el equilibrio entre el trabajo y la vida personal o el buen ambiente laboral, según  el Randstad Employer Brand Research 2017. Además, según la edad, el género o el nivel educativo de tus empleados, valorarán más unos factores que otros. Adecúa los beneficios que ofreces según sus motivaciones individuales. 

Haz énfasis en los intangibles
A veces no es una cuestión de dinero. Beneficios menos claros, que parecen estar de moda estos días entre las empresa, pueden ser una importante razón para que tus empleados se queden: comidas gratis, seguro médico, servicios de conserjería, vacaciones ilimitadas (dentro de un orden) y guardería de empresa son cada vez más habituales en las empresas. El precio de mantener cualquiera de estos beneficios puede ser significativamente menor que el reclutamiento de nuevos trabajadores.

Mientras luchas en esta era de escasez de talento con tiempos de búsqueda de candidatos cada vez más largos, no menosprecies a tus empleados actuales, ya que tendrá un impacto en la habilidad de la compañía para competir a largo plazo.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario