wellness empresarial: cómo implementar programas saludables

La salud y el bienestar de los empleados, hoy en día, es algo primordial en las organizaciones, por ello se ha convertido en una de las principales preocupaciones en las empresas. Implementar y fomentar hábitos de vida saludables en los equipos a través de programas de wellness o de mindfulness, son tendencias que cada vez van cogiendo más peso dentro del ámbito laboral.

Empleados más sanos, que siguen una dieta equilibrada, realizan ejercicio físico a diario o tienen una mentalidad más positiva con respecto al trabajo, poseen más energía para afrontar los retos que se presentan durante la jornada laboral. Además, esto no solo conlleva beneficios de cara a la salud personal de los trabajadores, sino que también repercute de forma positiva en las empresas. Estas se han dado cuenta de que implementar e incentivar este tipo de prácticas se traduce, inevitablemente, en mejores resultados.

Áreas de actuación del wellness empresarial
Antes de pasar a la elaboración del plan de bienestar empresarial, hay que tener en cuenta cuáles van a ser las áreas de actuación del wellness corporativo, para así poder organizar de una manera mucho más efectiva el marco del programa. Podemos organizarlo en cuatro áreas diferentes:

  • Física: se incluyen acciones que fomenten la alimentación de manera equilibrada, la realización de ejercicio físico y de periodos de descanso, así como consejos para llevar a cabo un sueño reparador.
    Mental: se centra en focalizar toda la atención en los objetivos a conseguir y potenciar la creatividad de los trabajadores.

  • Emocional: el ánimo con el que nos enfrentamos a nuestra jornada laboral o a ciertos periodos en los que existe una mayor sobrecarga de trabajo es fundamental para superar la jornada laboral con éxito, por ello enseñar ejercicios que ayuden a eliminar o anular los pensamientos negativos y potenciar la resiliencia es de gran utilidad.

  • Espiritual: aquí entran en juego los valores y la misión de la empresa y de qué manera se ponen en práctica, motivando al trabajador para afrontar las dificultades en las tareas diarias.

Beneficios del wellness empresarial
Estas políticas de actuación se deben de entender como una estrategia que tiene como objetivo, mejorar la salud de los empleados, haciendo entender a las empresas que han de implicarse de cierta forma en la vida de su equipo humano, ya que de este dependerá su éxito o su fracaso. Además, estas prácticas suelen impulsarse y desarrollarse desde los departamentos de Recursos Humanos de las organizaciones, quienes se encargan también de hacer seguimiento y medir el grado de satisfacción respecto a las acciones llevadas a cabo.

La implantación e incorporación del wellness en las empresas suele reportar diferentes beneficios, tanto para la empresa como para el trabajador, tales como: 

  • Incremento de la productividad.
  • Mejora del compromiso.
  • Descenso del absentismo.
  • Reducción del estrés laboral y mejora del clima laboral.
  • Mejora del posicionamiento y de la imagen.
  • Fortalecimiento del trabajo en equipo y el orgullo de pertenencia.

De esta manera, todos estos factores derivan hacia una mayor satisfacción laboral por parte de todos aquellos que conforman el equipo humano, dando como resultado un mayor grado de motivación y que los trabajadores permanezcan alineados con los objetivos estratégicos de la compañía.

Cómo elaborar un programa de bienestar
Para que todos los beneficios anteriores se manifiesten, se ha de llevar a cabo un esfuerzo por parte de la empresa para integrar las diferentes políticas de bienestar diseñadas por el equipo de Recursos Humanos. ¿Quieres saber cómo elaborar un plan de bienestar que tenga éxito? Estos son los pasos a seguir:

  • Diagnóstico. Como para cualquier plan de actuación o modificación, lo primero que se ha de hacer es estudiar la situación real de la empresa. Así como las encuestas de clima laboral nos sirven para identificar aquellos aspectos que se han de cambiar respecto al trabajo, puede ser interesante llevar a cabo una iniciativa similar que gire alrededor de los hábitos de vida de los trabajadores. Las preguntas que ha de incluir en este caso han de ser sobre la alimentación, el descanso o el nivel de actividad física que realizan diariamente los trabajadores. Esto ayudará a tener una idea de qué medidas se han de implementar.

  • Elaboración. Tras observar y analizar toda la información recogida en el paso anterior, es el momento de elaborar el plan de actuación. Posibles acciones a desarrollar, métodos de seguimiento o la manera de evaluar el éxito de las mismas y la definición de objetivos realistas, son algunos de los puntos que se deben incluir. Además de una programación de actividades y eventos, organizado de manera que se garantice una continuidad y que ayude a su ejecución. Es necesario llevar a cabo un seguimiento y apoyo de las acciones desarrolladas, con el objetivo de animar a seguir y lograr los objetivos a largo plazo, así como apoyar a todos aquellos que se hayan comprometido.

  • Evaluación. Una vez se hayan puesto en marcha las políticas de wellness corporativo, se ha de comprobar que estas están funcionando y que cumplen los objetivos establecidos. Para ello, se han de conocer los resultados y el feedback de cada una de estas prácticas. Así, podrán modificarse y perfeccionarse en un futuro.

  • Comunicación interna. Por último, para garantizar la correcta involucración de todos los empleados, se han de diseñar una serie de acciones comunicativas que aseguren que estos participen. Dar a conocer los riesgos de una mala alimentación o de llevar un estilo de vida sedentario, son algunas de las acciones a desarrollar para incentivarles y motivarles a participar.

Mindfulness corporativo
Como ya hemos mencionado, las prácticas de wellness corporativas no solo se centran en aspectos físicos, sino también mentales. De esta manera, es imprescindible tener en cuenta la puesta en práctica del mindfunless. Pero ¿qué es exactamente?

El mindfunless es básicamente un entrenamiento que permite el desarrollo del liderazgo y el control del estrés. Este se basa en el aprendizaje de ejercicios que ayudan a desarrollar mejor la auto-observación y auto-regulación, lo que permite la posibilidad de responder de forma más adecuada ante la aparición de síntomas de fatiga o estrés. Además, el mindfunless desarrolla en el individuo un alto nivel de conciencia, permitiendo afrontar la realidad de aquello que le acontece durante su jornada laboral.

Un entrenamiento mindfunless supone:

  • Una mejora de la capacidad de reacción ante situaciones complejas o inesperadas.
  • Mayor claridad y creatividad en la toma de decisiones y resolución de conflictos.
  • Desarrollo de la capacidad para crear y sostener hábitos de trabajo saludables.
  • Reducir conscientemente situaciones de estrés y aumento del manejo y gestión de las mismas.

Estas prácticas son de gran utilidad para llevar a cabo un liderazgo transformador. De esta manera, y para que todo esto tenga un efecto positivo, es vital la figura y la función del líder. Este, además de estar capacitado para afrontar su propio estrés y mantener un estilo de vida saludable, ha de ser capaz de apoyar todas estas políticas de wellness y saber transmitir la importancia de las mismas. Es por ello que muchas organizaciones han comenzado a incorporar programas de wellness en los que se incentiva una vida más sana.

Y tú, ¿has trabajado en alguna empresa que aplique programas de wellness?

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario