Tecnología e impacto en el mundo laboral

Mantenerse al día en aprendizaje y  desarrollo

El aumento de la automatización, la robótica y el uso creciente de las tecnologías digitales están transformando el modo en que las organizaciones hacen negocios. El efecto que esto tiene en las habilidades cambiantes que los empleadores necesitan en su fuerza laboral es enorme. A esto se añade el envejecimiento de la población en algunos países y las altas tasas de desempleo en otros, y está claro por qué la gente está buscando maneras de asegurar que su empleabilidad sea lo más grande posible.

Una parte clave de permanecer empleables es el aprendizaje y el desarrollo, como se evidencia en la investigación Workmonitor de Randstad, realizada en 33 países de todo el mundo. De los encuestados,  el 86% dicen que necesitan seguir aprendiendo para retener e incrementar la empleabilidad.

La formación y la educación son prácticamente obligatorias para mantenerse al día y conservar o aumentar sus habilidades y empleabilidad. Jos Schut, CHRO en Randstad, reitera que "No puedo enfatizar lo suficiente la importancia del aprendizaje continuo. Vivimos en la era post-digital, por lo que es crucial que la gente se asegure de mantener su conjunto de habilidades relevantes actualizadas. Vemos miles de nuevas innovaciones tecnológicas que tienen un enorme impacto en el mercado de trabajo y las demandas de los empleadores y sus empleados".

Bifurcación en el camino

Curiosamente, Suecia es el único país donde sólo el 39% de las personas piensan que necesitan un aprendizaje continuo para mantenerse en forma profesionalmente hablando. La mayoría de los suecos creen que no necesitan un aprendizaje y un desarrollo continuo, e indican que subestiman los cambios que están sucediendo en el mundo del trabajo. Con el aumento de los niveles de automatización en todo el mundo, la adquisición de habilidades específicas o la profundización de los conocimientos relacionados con el trabajo es clave para garantizar la empleabilidad, ahora y en el futuro.

Quien realmente se somete a una educación superior y, por lo tanto, se beneficia de sus ventajas, difiere ampliamente. En muchos países, más empleados que desempleados están matriculados en la educación o la formación. Esto está parcialmente relacionado con el tipo de trabajo que realizan: algunas profesiones, tales como médicos especialistas o profesionales del derecho, exigen más formación debido a la evolución de su campo de trabajo. Sin embargo, más preocupante es la creencia ampliamente aceptada de que el cambio tecnológico significará que los trabajos de rutina se desvanecerán y los trabajos que requieran mayor habilidad cognitiva crecerán. Esto significa que se necesita más educación para aquellos que no tienen un alto nivel de educación para permanecer empleables. Para aquellos que cuentan con una buena formación esto no planteará tanto un problema y, naturalmente, se desplazará a trabajos mejor remunerados.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario