¿Quiénes son los agentes de transformación digital?

El mercado laboral tal y como lo conocemos cambiará por completo en los próximos 5 años y esta transformación será debida al proceso de digitalización en el que estamos inmersos.

Según el último informe elaborado por Randstad Research: “La digitalización: ¿crea o destruye empleo?” los empleos relacionados con las disciplinas STEM aumentarán en más de 1 millón durante los próximos años. Sin embargo, el mismo estudio ha mostrado que los titulados en estas disciplinas están disminuyendo año tras año y que el 50% de las empresas tiene dificultad para cubrir estos puestos.

Dentro de esta transformación estructural del mercado, es primordial para las compañías seguir el ritmo y conseguir una madurez digital suficiente para ser realmente competitivas. Esta madurez no pasa solamente por la adaptación hacia un sistema automatizado, sino que se mide sobre todo por la eficacia con la que los profesionales incorporan esta transformación tecnológica a su trabajo. Es aquí donde entran en juego los llamados “entrenadores digitales” o agentes de transformación digital. 

¿Qué hace un agente de la transformación digital?
Estos expertos, en gran medida nativos digitales, son los encargados de fijar una línea tecnológica clara en las empresas, organizando los distintos departamentos y colocando expertos específicos para cada función. Se podría decir que su tarea principal es la de un “coach tecnológico”, ayudando a que los empleados de las compañías se familiaricen con los nuevos sistemas o procesos. Un entrenador digital facilita el proceso de adaptación de los trabajadores, que puede ir desde la utilización de nuevos sistemas de comunicación o nuevos procesos de selección basados en tecnología.

A menudo, se puede caer en la falsa premisa de englobar dentro de la digitalización todos los perfiles tecnológicos, desde los profesionales del Big Data hasta los expertos en Marketing digital. Esta falta de precisión desemboca en que cada vez más empresas vean necesaria una figura que se encargue de desarrollar y coordinar la estrategia digital.

Estos profesionales contribuyen a impulsar la cultura digital de las empresas, mejorando la experiencia de los empleados y facilitando la innovación y la competitividad. 

Enfocado a ejecutivos y directivos
Todas sus técnicas y estrategias están enfocadas, en gran medida, hacia los directivos y ejecutivos de las empresas. Esto quiere decir que trabajan a alto nivel, sacando el máximo partido a las herramientas digitales que posee la compañía. Su trabajo se centra en lograr que la empresa consiga mayor ventaja competitiva valiéndose de los recursos digitales que tienen disponibles.

Pero, ¿por qué el trabajo de los agentes de la transformación digital está principalmente dirigido a ejecutivos? Gracias a su labor, estos profesionales ayudan a concienciar a los mandos más altos sobre las fortalezas y debilidades de las empresas en lo que a términos de digitalización se refiere. Así mismo, favorecen el desarrollo de nuevas estrategias y potencian el liderazgo. 

¿Cómo digitalizar una compañía?
Una de las grandes ventajas que nos proporcionan las nuevas tecnologías es la automatización de los procesos, que permite acelerar en gran medida el proceso de producción y las actuaciones comerciales. Esta transformación digital ha permitido que ciertos puestos de trabajo se transformen permitiendo a las personas desempeñar tareas más cualificadas y creativas.

Un ejemplo del impacto de la tecnología en un ámbito históricamente offline, y que ha supuesto un cambio radical de procesos, ha sido la firma digital en la nube. Ésta ha permitido eliminar el desplazamiento de los usuarios a las oficinas para la firma de los contratos, consiguiendo así un ahorro considerable de tiempo y papel, ya que la documentación está totalmente digitalizada.

Cualquier idea nueva que se aplique hoy en día en las empresas estará inevitablemente ligada a la tecnología. Uno de los giros que cada vez más empresas adoptan es el del enfoque Customer Centric, basado en centrar toda la estrategia empresarial alrededor de las necesidades de sus clientes. Para conseguir facilitar los procesos a los clientes y mejorar su experiencia, las compañías necesitan incorporar expertos en Big Data, que no sólo controlen los procesos y sistemas digitales, sino que sepan organizarlos y utilizarlos para tener una visión más clara de la situación actual de la empresa, así como de lo que desean sus clientes. Para saber cómo es la experiencia del cliente se crea un mapa (“Customer Journey Map”) que permite a la empresa alinear la visión interna de la compañía con la visión que llega desde fuera, y actuar en consecuencia.

Dentro de este análisis del cliente, encontramos un concepto conocido como funnel o embudo de conversión. Este método sirve para conocer el comportamiento del cliente desde que descubre la empresa hasta que se convierte en un consumidor, a través de diferentes estadios. Puesto que en cada paso de un estadio a otro se pierde un porcentaje de clientes potenciales, el Big Data permite analizar numerosos datos, conocer mejor a los clientes, saber cuáles son sus preferencias, previsiones, etc., para optimizar el servicio y mejorar su experiencia, evitando así la pérdida de clientes o la insatisfacción de los mismos.

Por otra parte, los procesos de Recursos Humanos se han digitalizado y se han vuelto más complejos y exigentes para poder encontrar a los mejores. La búsqueda de talento se ha convertido en un proceso donde la parte más activa son las empresas y los que tienen el poder, los candidatos.

En esta búsqueda para encontrar y retener el talento, las empresas son conscientes de que deben ser atractivas para los candidatos, por lo que deben trabajar su Employer Branding. Es por esta razón por la de que las compañías deben aprovechar todo el potencial de las nuevas tecnologías con la ayuda de los agentes de la digitalización, que serán quienes formen adecuadamente en el uso de las TIC a los profesionales de Recursos Humanos.

Las herramientas y avances tecnológicos ofrecen numerosos recursos para optimizar los procesos y conseguir una mayor productividad, lo que supone un gran paso en el crecimiento empresarial. Sin embargo, estas nuevas herramientas sólo serán útiles si las personas disponen del know-how  necesario para sacarles el máximo partido.

La digitalización ha motivado que las empresas sientan la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, para lo que dependen -en gran parte- de los agentes de la digitalización. Ellos se encargan de guiar y aconsejar en esta transformación tanto a líderes como a empresas. Por esta razón, la profesión de estos expertos resulta imprescindible para el futuro más inmediato de las compañías, que deben afrontar el reto de destacar entre una sociedad cada vez más tecnológica. 

Y tú, ¿crees que son necesarios los agentes de la transformación digital?

 

 

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario