¿por qué necesitas invertir en employer branding?

Una de las formas más efectivas que tienen las empresas para fortalecer el compromiso de los empleados, es mejorar la percepción de su marca como empleador. Actualmente, nada entusiasma más a los candidatos y trabajadores que desempeñarse en una compañía cuyos valores, cultura y misión están alineados con los suyos. Es por eso que las organizaciones deben comenzar a invertir en employer branding con el objetivo de atraer a los mejores profesionales para impulsar el crecimiento.

Sin embargo, uno de los principales desafíos de cualquier iniciativa de marca empleadora es construir un caso de negocios suficientemente sólido para justificar la inversión, lo que puede ser difícil porque no genera ingresos directamente. Entonces, ¿cómo convencer a los directivos de que este aspecto necesita atención?

No es tan difícil como parece. Con la actual escasez de talentos que enfrentan muchas organizaciones, especialmente cuando se trata de encontrar profesionales con habilidades digitales, muchos líderes empresariales comprenden la importancia de esto. Además, ya entienden el alto costo que significa tener tiempos prolongados de contratación: pérdida de ingresos, desarrollo lento de productos y clientes irritados.

Para crear un caso de negocios convincente, comienza por compilar la evidencia y los datos disponibles, establece un objetivo claro para el presupuesto que necesitas y aclara qué medirás e informarás. Solo al demostrar los beneficios comerciales de un employer branding fuerte, podrás vender el proyecto a nivel ejecutivo.

educar a los tomadores de decisiones
Aunque los tomadores de decisión hoy en día están más inclinados a apoyar las inversiones en marca empleadora, pueden necesitar información adicional antes de hacer tales compromisos, porque aunque muchos de ellos ven la conexión entre una marca fuerte y mejores resultados de reclutamiento, aún requieren una mejor comprensión de cómo sus inversiones pueden conducir a resultados medibles.

También es necesario ayudarlos a comprender que la estrategia debe ser un esfuerzo de una sola vez. La marca como empleador tiene "vida" y es constante, y como tal requiere atención regular. Las campañas pueden ir y venir, pero todas son parte de un esfuerzo a largo plazo para mantener o fortalecer la percepción de la marca. No puedes hacer esto sin el apoyo permanente del área de recursos humanos y de los directivos de la compañía, quienes necesitan demostrar el resultado de las inversiones.

Además, la marca empleadora está interrelacionada con la marca corporativa y, a menudo, una tiene impacto en la otra. Los clientes están menos dispuestos a comprar en una compañía con mala reputación con sus empleados, mientras que los candidatos tienden a mantenerse alejados de marcas poco atractivas. Al invertir en employer branding, al mismo tiempo aumenta el valor de la empresa y esto atrae clientes. 

¿Cuáles son los beneficios que potencialmente se pueden obtener al mejorar la marca como empleador y, por lo tanto, fortalecer la conexión de los colaboradores? Aquí hay algunos logros que varias empresas dicen alcanzar

1. Menores costos de contratación
Las empresas con una débil o nula marca empleadora gastan al menos un 10% más en salarios con el objetivo de atraer al talento necesario, según LinkedIn. Y Glassdoor informó que las organizaciones que invierten en employer branding tienen tres veces más probabilidades de hacer una contratación de calidad.

2. Mayor acceso al talento.
En la misma investigación de LinkedIn, casi la mitad de los profesionales encuestados descartaría unirse a cualquier organización que exhibiera uno de estos tres rasgos negativos: baja seguridad laboral, equipos disfuncionales y mala administración. Solo el 28% lo haría si se les ofreciera un salario por sobre el 10% de los trabajos de la competencia. Con una marca empleadora fuerte, tendrás acceso a más candidatos dispuestos a considerar unirse a tu negocio.

3. Menor tiempo para completar las vacantes.
Cuando creas una propuesta de valor atractiva para los empleados, será más fácil "vender" la compañía a los postulantes. Además, es probable que también lo hagas en un tiempo menor, aumentando la productividad.

4. Mayor compromiso.
Cuando la compañía posee una marca empleadora fuerte, la fuerza laboral está más comprometida. La encuesta de Tendencias de talento de Randstad Sourceright reveló que 46% de los líderes de RR.HH., adquisiciones y directivos dice que una marca potente lleva a un mayor compromiso y productividad.

5. Mayor calidad en las contrataciones.
Debido a que una marca empleadora fuerte conduce a un mayor número de postulantes, la organización pueden potencialmente atraer más talento.

Hay otras formas en que una marca puede ser más admirada y atractiva, pero es necesario establecer un claro retorno de la inversión para demostrar a los líderes empresariales la necesidad de invertir en este aspecto y de asegurar el presupuesto requerido para activar la estrategia de marca. Para hacer esto, considera lo siguiente:

1. Establecer metas y definir el alcance del proyecto.
Debido a que hay tantos puntos de contacto que los talentos tienen con tu organización, define con precisión qué quieres lograr y cómo planeas hacerlo. Evita los resultados vagos; en su lugar, establece fechas de entrega y métricas concretas que no queden sujetas a interpretación. Por ejemplo, es posible que desees aumentar los seguidores en LinkedIn como parte de tu estrategia social, así que determina un número realista para alcanzar.

2. Calcula los beneficios.
¿Cuál es el reembolso financiero de la estrategia? ¿Puedo cuantificar las mejoras que espero lograr? Si puedes dejar de usar empresas de reclutamiento, ¿puedo definir concretamente los ahorros? Hay muchos otros indicadores, como el aumento del tráfico hacia las ofertas de empleo de tu web o las referencias que conducen a contrataciones exitosas, así que considera todas las posibles ganancias y cuantifica todo lo que puedas.

3. Traducir los logros de adquisición de talento en el éxito empresarial.
Si bien los líderes de la compañía entienden que reducir el tiempo de contratación lleva a una mayor productividad, quizás necesitan una aclaración sobre cómo otros beneficios de una marca fuerte generan mejores resultados de negocios. Por ejemplo, una marca efectiva tiende a tener más promotores y a obtener mejores evaluaciones de los trabajadores, lo que permite a acceder a los mejores talentos del mercado.

4. Considera todos los costos asociados.
Ya sea si realizas una breve campaña de reclutamiento o reacondicionas toda la estretagia, hay una serie de costos internos y externos a considerar. Sé realista al evaluar los recursos que necesitarás para llevar adelante el proyecto. Siempre es mejor sobreestimar.

Como cualquier activo en la organización, la percepción como marca empleadora requiere atención e inversiones regulares para conservar su valor. Al demostrar cómo una empresa puede ganar mucho más de lo que gastaría si lleva a cabo esta gestión, creando un caso de negocios convincente, seguramente aumentará la capacidad para adquirir el talento que necesitas para impulsar el crecimiento de tu empresa.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario