por qué la inteligencia artificial nunca reemplazará el contacto personal

La era de la inteligencia artificial (IA) está sobre nosotros. Se está extendiendo por el mundo de los negocios, automatizando tareas que anteriormente eran realizadas por humanos y revolucionando los procesos comerciales. Es innegable que va a cambiar el mundo del trabajo tal como lo conocemos, pero no tendrá el efecto nefasto que algunos detractores temen. ¿Por qué?

Este tema es definitivamente un tema candente. Algunos comentaristas se suscriben a la escuela de pensamiento 'la tecnología va a reemplazar a los humanos', creyendo que ésta provocará un tsunami de despidos masivos en toda la fuerza de trabajo. Existe una segunda corriente, que es aquella que, si bien piensa que la IA es una herramienta poderosa, no obstante, y para obtener el máximo valor que entrega la tecnología, todavía necesita un responsable de la toma de decisiones (un ser humano) para conducir esta herramienta.

La IA y la automatización eliminan cada vez más tareas mundanas, automáticas y orientadas a procesos de las que los humanos fueron responsables, despejando el camino para que los trabajadores sean más estratégicos, hagan un trabajo más inteligente y dediquen más tiempo a mejorar la experiencia del cliente.

Esta realidad trae consigo una gran cantidad de nuevos empleos, trabajos en los que nuestras habilidades interpersonales son primordiales. La única área en la cual los robots fallan es lo que nos hace únicos como seres personas. La IA no puede replicar la inteligencia emocional, la intuición, la empatía y la creatividad: estas habilidades blandas continuarán siendo de dominio exclusivo de los humanos, y es la razón por la que la IA nunca reemplazará el contacto personal.

Dando lo mejor de ti en un mundo de IA
Lo que esto significa es que para darte la mejor oportunidad de prosperar necesitas estar perfeccionando constantemente tus habilidades blandas. Porque ese conjunto de skills, combinadas con tecnología, será un poderoso mix en nuestro nuevo mundo impulsado por la tecnología.

Por supuesto, el tipo de habilidades blandas que necesitas dependerá del entorno o la organización en la que trabajes. Pero las claves son la capacidad de tratar con múltiples stakeholders e interlocutores, comunicarte de manera efectiva y adaptarte a los cambios con facilidad.

Ser capaz de comunicarse bien, formar relaciones y establecer contactos de manera exitosa será fundamental para tus futuras perspectivas de carrera. Es importante que desarrolles activamente estas habilidades, lo que significa exponerte a nivel individual, involucrándote en diferentes proyectos y teniendo la mayor exposición posible en los diferentes niveles del negocio.

A menudo las personas hablan de involucrarse y fomentar su aprendizaje haciendo cursos, pero lo que aprendes al interactuar con tus compañeros puede ser tan importante como los conocimientos técnicos que ganas y las habilidades que adquieres en una capacitación. Entonces, si deseas fortalecer sus habilidades blandas, es vital que te coloques en posiciones que maximicen tus oportunidades para tener la mayor interacción posible entre pares.

Existe un dicho que es muy sabio: "La tecnología nos hace competitivos, ser humano nos hace únicos", y realmente este es el caso. Necesitamos las habilidades blandas clave, que solo los humanos tienen, para aprovechar al máximo las oportunidades que la tecnología nos ofrece y que tiene por delante.
< volver a la página anterior

Comentarios

  • 16-10-2018 Ana Maria Jimenez Ortega
    Estoy totalmente de acuerdo con este artículo

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario