Marca personal: ¿Qué debes hacer para mejorarla?

¿Cómo podrías utilizar la marca online, las redes sociales y el currículum para convertirte en el mejor candidato? Aquí tienes nuestros consejos.

Quieres cambiar de empleo? Puede que, en ese caso, tu primer impulso sea buscar anuncios online, encontrar posibles empresas o establecer contactos con personas que ya conozcas, pero ¿y si ese no debiera ser el primer paso?, ¿y si empezaras por mirarte al espejo?

Quizás no se trate de mirar literalmente tu apariencia física, sino tu marca personal. Las empresas hacen su mejor esfuerzo en presentarse a sí mismas con la mejor cara para mejorar su marca hacia a los empleados. Esto les consigue los mejores candidatos y trabajadores. A la inversa también: los buscadores de empleo se darían a sí mismos la mejor oportunidad para obtener ese puesto ideal si invirtieran tiempo en mejorar su marca personal. 

Por dónde empezar
Revisar tu CV y obtener algunas referencias no va a ser suficiente (aunque nunca está de más); para hacer un impacto real en los empleadores, deberías comenzar por conseguir una presencia online positiva y consistente. Si un antiguo compañero de clase puede encontrar lo que has estado haciendo, también puede hacerlo un posible jefe.

Para presentarte de la mejor forma, subir contenidos de forma regular en las redes sociales, centrándote en LinkedIn y Twitter, puede mejorar tu imagen. Asegúrate de que compartes contenido de terceros, ya que esto también te ayudará a ganar visibilidad y reconocimiento en tu red de contactos. 

La importancia de LinkedIn
LinkedIn es la red social profesional más importante del mundo, con más de 500 millones de usuarios en abril de 2017, por lo que resulta ser un gran canal para mejorar tu marca. Sácale partido pidiendo recomendaciones a tus contactos, incluye links a los trabajos que hayas publicado o de los que hayas formado parte y muestra tu experiencia e insights a través de una selección de contenidos que se relacione con tu expertise.

Según Laura Shin, autora del ebook de Forbes “The MIllennial game plan: Career and money secrets to succeed in today’s world”, conseguir que tu perfil sea fácil de localizar y visualmente interesante es lo que marcará la diferencia. Añade fotos de perfil y portada y, además, asegúrate de incluir las palabras clave de tu sector en el titular, de forma que los empleadores te encuentren fácilmente a través de tus habilidades.

No obstante, ten en cuenta el 23% de los profesionales que ha accedido a un empleo lo ha hecho a través de empresas de selección y contratación, el 19% a través de portales de empleo y un 4% gracias a redes profesionales, según el informe de Tendencias de RRHH de Randstad Research. Una buena presencia en redes sociales favorece, sin duda, tener mayor visibilidad y más opciones de que los profesionales de RRHH te encuentren.

¿Posees conocimientos de tu sector profesional? Entonces, podrías compartir tus opiniones en un blog personal. Hay numerosas plataformas para auto-publicar contenido y es una forma interesante de dar a conocer tus conocimientos, habilidades y experiencia. Cuando, además, invites a los usuarios a comentar sobre temas relacionados con tu área de trabajo, demostrarás tu habilidad para involucrar a tus colegas y la devoción a tu campo, que son habilidades clave que los empleadores buscan en sus candidatos. También puedes ganar visitas vinculando tu blog a tu perfil de LinkedIn, manteniendo así toda tu información unificada. Si quieres más pistas sobre cómo maximizar tu presencia en Linkedin, Shin ofrece cinco sencillos pasos para el éxito en tu carrera online. 

Impresiona con tu CV
Cuando consigas que tu presencia online sea la adecuada, revisa tu Currículum Vitae. Si, como la mayoría de los profesionales, siempre has pospuesto la organización de este documento, es hora de que hagas de ello una prioridad. Los CVs pueden parecer pasados de moda, pero muchos gerentes de Recursos Humanos empiezan con ellos en su búsqueda de candidatos. Hay errores generalizados en muchos CVs que debes intentar evitar como un correo electrónico no profesional, faltas ortográficas o tipográficas o no adecuar el CV a la oferta a la que has aplicado. Te recomendamos que adaptes tu currículum a la era digital, esto quiere decir que adoptes formatos visuales y atractivos: infografías, video currículum, sitio web…

Mary Eileen Williams, autora del libro “Land the job you love”, aconseja a los buscadores de empleo que hagan un esfuerzo consciente en hacer bien este extracto profesional, ya que sigue siendo el documento más importante que captura toda tu vida laboral en el mismo sitio.

Asegúrate de que “todos tus materiales escritos sean visualmente interesantes y agradables de leer”, explica en The Huffington Post. Simplifica el diseño con un uso liberal de los bullets y asegúrate de que dejas mucho espacio en blanco, tanto en tu CV como en cartas de presentación, perfiles online y tarjetas de visita. Los gerentes de contratación pasan sólo 6 segundos mirando cada CV, así que resalta lo esencial para que capte su atención. 

Entrena para una posible entrevista
Si consigues el siguiente paso y te enfrentas a una entrevista, ya sea en persona o telefónica, necesitas tener preparado tu discurso para poder causar una buena impresión. Esto puedes trabajarlo y entrenarlo, ¡cuánto más lo prepares, mejor te saldrá! Recuerda usar frases cortas y sencillas, no ser repetitivo con el CV y mostrarte tranquilo y seguro de ti mismo.

Mientras te embarcas en la búsqueda de tu próximo trabajo, recuerda que tu marca personal es la percepción pública de tu carrera, así que asegúrate de que dedicas el tiempo suficiente a mostrar el talento que buscan los empleadores.

Y tú, ¿estás potenciando adecuadamente tu marca personal en redes sociales?

 

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario