Hacer del “cultural fit” una prioridad

Cuando se trata de predecir la felicidad de los empleados y la productividad no hay nada más importante que contar con una cultura compartida. Los empleados de hoy tienen más opciones al seleccionar la empresa donde trabajarán y con tantas opciones delante de ellos el factor cultural es a menudo un factor decisivo en donde eligen trabajar.

Un análisis reciente de 200 empresas determinó que existía una fuerte correlación entre un buen ajuste cultural y una experiencia de trabajo positiva. El análisis encontró que el ajuste cultural era más importante para predecir el compromiso de un empleado con su empleador ante cualquier otro factor, incluyendo habilidad, talento o experiencia.

Los beneficios de encontrar el cultural fit adecuado

-Mayor satisfacción laboral

-Los empleados están más integrados en la empresa

-Mayor retención

-Rendimiento laboral superior

¿Qué es un buen cultural fit y cómo puedes integrarlo en tus prácticas de contratación?

Primero, empecemos por decir que un buen "cultural fit" no consiste en un ambiente en el que todos estén de acuerdo todo el tiempo y los empleados sean copias entre sí. Los empleados no tienen que compartir un solo tipo de personalidad, actitud, antecedentes y forma de pensar para trabajar bien juntos. Seamos realistas: nadie quiere trabajar en un entorno robótico donde todo el mundo podría pasar como clones. Es por eso que las pruebas de personalidad y softwares que identifican el mejor rendimiento pueden ser engañosos o ineficaces.

Las investigaciones confirman que los lugares de trabajo que favorecen diversas opiniones y personalidades tienen más probabilidades de ser innovadores y financieramente exitosos. Piensa en esto: los visionarios más grandes de nuestro tiempo son personas que piensan en contra de lo normal. Steve Jobs. Thomas Edison. Henry Ford. Elon Musk. Las personas que están dispuestas a empujar las fronteras y a desafiar las creencias comunes son los que impulsan el cambio real. Esto es igualmente cierto en el lugar de trabajo.

Cuando se trata de ello, lo que significa cultural fit es diferente para todos. Algunos empleados valorarán la innovación, otros la estabilidad. Algunos valorarán un cheque, otros trabajar en lo que aman. El objetivo es asegurar que los valores, las prioridades, el estilo de gestión y la cultura de la oficina y los empleadores sean similares. Eso puede sonar bastante vago, pero cultural fit es una cosa cambiante e indefinible.

No hay una lista ordenada de las características que deben ser tomadas en cuenta para determinar que una persona es un buen fit, debido a que es muy amplio, lo cual se basa normalmente en la intuición de gerentes y decisores en el proceso de contratación. Pero las ventajas de hacerlo bien son innegables y han sido validadas repetidamente a través de estudios.

Crear un proceso de contratación que priorice el cultural fit

Cada empresa tiene una cultura. La clave es aprovechar los valores y las prácticas que definen a tu empresa para conectarse con los empleados. Los empleados potenciales no tienen que ser un ajuste perfecto en cada manera. Mientras sus valores y creencias se alineen, hay una base sólida sobre la que basarse.

Por ejemplo, alguien que es naturalmente un introvertido probablemente no es un buen ajuste para una empresa que requiere que los empleados hagan presentaciones frecuentes y llamadas de ventas en frío, ya que no es un escenario ideal para demostrar sus puntos fuertes. También son importantes las actitudes hacia el trabajo y los hábitos de este, si un empleador requiere el cumplimiento estricto de horas de trabajo y el candidato está buscando flexibilidad, la posición podría no ser un buen fit, incluso si las habilidades de trabajo y la experiencia lo son. Dicho esto, los empleadores deben hacer un esfuerzo para ofrecer un ambiente que se adapte a una variedad de tipos de personalidades.

Preguntas que ayudan a evaluar el ajuste cultural

¿Qué implica su día de trabajo ideal?

¿En qué tipo de ambiente de trabajo te sientes más productivo?

¿Qué rasgos buscas en un líder exitoso?

Cuándo trabajas en equipo, ¿qué papel tomas?

¿En qué estilo de gestión crees que eres más eficaz?

¿Cómo te sientes al hacer amigos en el trabajo?

¿Qué es lo que más te gustó de tu empleador anterior?

¿Qué piensas del voluntariado y el trabajo de caridad?

Si pudiera describir a tu empleador ideal en una palabra, ¿cuál sería? 

Al final, recuerda: un buen cultural fit no significa conformidad con un rígido conjunto de directrices. Permite que los empleados sean diferentes y únicos, pero compartan metas y creencias comunes. Los empleados que trabajan bien juntos y cuyas diversas fuerzas se complementan harán equipos más eficaces.

Todo esto supone, por supuesto, que como empleador, permanezcas fiel a los valores fundamentales. Un cultural fit adecuado requiere adherencia a los valores fundamentales tanto para el empleado como para el empleador.

¿Necesita ayuda para ajustar tus prácticas de contratación y así conectarte con talentos calificados que encajan con la cultura y los valores de tu empresa? ¡Contáctanos! 

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario