El sueldo no es la única recompensa

Se necesita más que el sueldo para mantener a los empleados satisfechos. El reporte elaborado por Randstad en UK sobre Fulfilment at work mostró que una vez que el sueldo alcanza cierto nivel, los empleados se preocupan más por las recompensas del trabajo y el balance entre la vida laboral y personal. Adicionalmente, las personas con rentas altas están más dispuestas a renunciar a su sueldo para obtener niveles más altos de satisfacción en el trabajo. 

Mientras más avance un empleado en su vida profesional y cuanto más alta sea su renta, resulta menos efectiva la recompensa económica y mayor el incremento en la sensación de plenitud. Los paquetes de recompensa pueden incluir una amplia gama de beneficios, entre ellos: 

  • seguro de salud
  • plan de pensiones
  • estacionamiento gratuito o subvencionado
  • subsidio para costear gastos del auto
  • auto de la empresa
  • programas de préstamos y bonos de temporada

Muchos empleadores también proporcionan permisos anuales de maternidad/paternidad por encima del mínimo legal, horarios flexibles que permitan un balance de la vida laboral con la profesional, entre otros. 

Sin embargo - junto con el desarrollo profesional y la formación - tales factores no salariales están lejos de ser universalmente apreciados como parte de un paquete de compensación total.  

Es por ello que resulta importante conocer qué beneficios son los que realmente valoran los empleados, con el fin de mejorar el Employee Value Proposition y comunicarlos de manera efectiva. De esta manera la organización será más efectiva captando, reteniendo y fidelizando a sus los colaboradores.

 ¿y tú sabes qué motiva a tus empleados? 

 

 

 

 

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario