catering en ascenso: la necesidad de profesionales especializados

El sector del catering, dentro del sector de la alimentación se ha posicionado como una fuente de creación de empleo, y va en aumento.

Cada vez adquiere más protagonismo dentro del mundo de la hotelería y los restaurantes. Su ámbito de negocio no solo se limita a dar servicio en matrimonios, bautizos y comuniones, sino también a una amplia cartera de eventos diversos y a otras colectividades, como jardines infantiles, colegios, institutos, universidades, hospitales, centros geriátricos, administraciones públicas o empresas privadas.

Esta diversidad de clientes le proporciona una serie de características muy específicas:

  • Heterogeneidad. En las empresas de catering coexisten distintos modelos de negocio que prestan servicio a distintas actividades profesionales.
  • Potencia la economía. Su actividad supone un alto valor en la producción que incide positivamente en la economía del país. 
  • Diversidad. Las distintas estructuras empresariales que  conforman el sector son un rasgo muy característico, desde pequeñas empresas lideradas por independientes, hasta negocios familiares que coexisten con grandes cadenas hoteleras y de restauración organizada. 
  • Generación empleo. Con el crecimiento económico, las demandas de perfiles profesionales también han aumentado.

Algunas de las claves que han posibilitado el crecimiento del catering giran entorno a la localización estratégica de las empresas, sobre todo en enclaves cuyo peso demográfico es lo suficientemente significativo para poder generar negocio y demanda. Además, algunas de las oportunidades que ofrece el sector son:

  • Desarrollo de nuevos hábitos de consumo. Por motivos profesionales, son muchas las personas que comen fuera de casa, por lo que el número de suministros de alimentos van en aumento.
  • Aparición de nuevos mercados. Existe la tendencia de celebrar eventos en lugares no destinados, en principio, a la hotelería, como casas particulares, empresas, colegios y parcelas.
  • Desarrollo de clientes potenciales. Debido al envejecimiento de la población, la actividad en los comedores de centros geriátricos ha ido en aumento. Un mercado que antes suponía un porcentaje menor a nivel de ingresos.
  • Servicio y atención personalizada. Este punto puede marcar la diferencia con la competencia, los detalles, la especialización del tipo de cocina, la calidad del servicio y la atención del cliente son cuestiones clave para fidelizar, evolucionar y crecer.
  • Tecnología al servicio de la alimentación. La evolución del equipamiento permite un importante avance en la conservación de las elaboraciones, por lo que el catering puede ofrecer mucha más seguridad alimenticia. 

Catering para empresas
Esta es una tendencia que no se queda aislada para eventos puntuales corporativos, sino también se tienen en cuenta para la cotidianidad de los días laborables. Dada esta situación, los profesionales han adaptado sus servicios y perfiles de personal a las necesidades que les demandan las empresas.

Desde desayunos, coffee breaks o alimentos para amenizar reuniones de trabajo, hasta la organización puntual, o no, de un brunch son algunas de los servicios que las empresas contratan con la finalidad de ofrecer la mejor calidad alimentaria para sus eventos.

Beneficios de contratar un servicio de catering
Cada vez más, los tipos de eventos que una empresa organiza sitúan al trabajador en el centro y no solo responden a las peticiones de clientes y/o proveedores externos. De esta forma, se crea un ambiente agradable y cómodo del que se obtienen múltiples beneficios:

  • Los temas más difíciles de tratar pueden hablarse de una forma distendida entre compañeros e incluso superiores.
  • Tener alimentos saludables en las reuniones apoya el rendimiento de los trabajadores, ya que la ingesta calórica necesaria provoca ser más productivo.
  • La comida y bebida promueven una mejor comunicación entre los asistentes a una reunión. Además de fomentar el buen ambiente y el compañerismo.
  • El catering puede contribuir a mejorar la visión de la empresa entre los empleados, lo que se traduce en un aumento del engagement y el sentimiento de pertenencia a una empresa.

A modo de conclusión, las empresas dedicadas al catering viven una época de bonanza que conlleva un crecimiento económico gracias a la necesidad de crear puestos de trabajo especializados dentro del sector de la hotelería, para así dar respuesta a los nuevos mercados que demandan sus servicios.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario