baja número de empresas que entrega bono marzo

De acuerdo al estudio online sobre Tendencias del mercado laboral  de Randstad, la entrega del bono marzo sigue bajando en Chile. En 2019 solo 13% de los trabajadores recibirá este beneficio, 2 puntos porcentuales (pp) menos que en 2018 y 4 que en 2017.

Esto pese a que, de acuerdo a los números del Banco Central, la economía chilena durante 2018 alcanzó un crecimiento de cuatro puntos -uno de los más altos de Latinoamérica- y a que el organismo mantuvo la proyección de un buen desempeño para 2019, con una fuerte alza en la perspectiva de inversión.

Por otro lado, según la investigación, del total de trabajadores que recibirá esta recompensa, la mayoría dispondrá de un monto entre 25 y 50 mil pesos (43%); seguidos por aquellos que obtendrán 100 mil pesos o más (22%), luego por quienes percibirán entre 75 y 100 mil pesos (20%); mientras que 15% de los empleados tendrá disponible entre 50 y 75 mil pesos para cubrir los gastos que se presentan durante el tercer mes del año.

En 2019 la caída también se refleja en los montos asignados. Si bien el año pasado hubo una baja en el porcentaje de trabajadores que percibieron este bono, las compañías hicieron un esfuerzo por mantener el tramo más alto, ya que 63% de los profesionales recibió 100 mil pesos o más, lo que representó un incremento de 3 puntos porcentuales respecto a 2017 (60%) y de 10 pp en comparación a 2016 (53%).

Sin embargo, en 2019 la cifra llega a 22%; cobrando mayor relevancia el trecho más bajo, es decir, entre 25 y 50 mil pesos. En este sentido, es una lástima que este beneficio vaya perdiendo terreno en Chile, debido a que marzo es un mes complicado por los gastos adicionales que se generan, como pago de matrícula, artículos escolares, temas automotrices, deudas de fin de año y vacaciones, por mencionar algunos.

No obstante actualmente las firmas están optando por entregar gratificaciones que tengan un impacto a largo plazo, como aquellas que van linkeadas a una evaluación de desempeño que se realiza en base a las competencias de las personas y al nivel de cumplimiento de los objetivos del año, lo que permite a los trabajadores hacer carrera e impactar su salario, siempre y cuando hayan tenido un buen rendimiento.

En cuanto al monto que entregarán las empresas este año, evidentemente fueron más conservadoras, considerando que este tipo de beneficios generalmente se define con anticipación. A mitad de 2018 el panorama revelaba que si bien la economía estaba mostrando un mejor desempeño, este repunte no tenía impacto en el mercado laboral: por un lado el estancamiento de las remuneraciones tenía su peor avance en un año; y, por otro, el índice de desempleo aumentaba en el país, razones más que suficientes para seguir manteniendo la cautela en cuanto la entrega de bonificaciones.

Igualmente, vale la pena mencionar que las compañías están implementando otro tipo de iniciativas, debido a que cada vez cobra más sentido la importancia de compensar a la gente y retribuir de alguna forma el trabajo realizado, poniendo énfasis en contar con una parrilla de beneficios acorde a las necesidades. Va a depender de las políticas de recursos humanos y de la estrategia que cada organización despliegue para atraer y retener a los mejores talentos, ya que si bien es cierto, la compensación en dinero es muy atractiva para los empleados, el salario emocional cobra cada vez más relevancia.

De hecho, de acuerdo al mismo estudio, si consideramos las 3 principales razones por las que los chilenos deciden cambiar de empleo encontramos que conseguir mejores condiciones, ya sea en cuanto a beneficios o en salario, ocupa el primer lugar (42%); seguida por la necesidad de generar un cambio en la carrera profesional (17%) y por la ambición por crecer en un campo específico del conocimiento (13%). Y tal como señalé anteriormente, hoy el tema monetario se está tratando principalmente por medio de una evaluación de desempeño formal.

Según la investigación, de las personas que recibirán bono marzo, 65% lo utilizará en comprar artículos escolares, 5% pagará el permiso de circulación, 2,5% saldará deudas que arrastra de las vacaciones y Navidad, 1,3% lo ocupará en la revisión técnica y 1,2% en el seguro obligatorio del auto. Por otro lado, 25% señaló que lo utilizará en otro ítem, entre los que figuran ahorro e inversión, alimentación, vacaciones/viajes, y artículos para el hogar.

Por otro lado, con respecto al tamaño de las compañías, 55% de las grandes empresas dará esta retribución; mientras que 25% de las medianas y 20% de las pequeñas hará lo mismo. En este sentido, la ejecutiva dice que el esfuerzo que están haciendo las Pymes es muy revelador e importante, tomando en cuenta que en la mayoría de las ocasiones entregar este beneficio es voluntario, es decir, su aplicación no está regulada por ley a no ser que esté pactado en el contrato o anexo. Sin embargo, después de que una empresa lo otorga por 3 años consecutivos se transforma en un derecho adquirido y los trabajadores pueden reclamarlo si la compañía lo elimina.

Ver nota Diario Financiero.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario