Randstad en prensa
Randstad en prensa
     

Cobra fuerza en el país tendencia a contratar trabajadores por temporada

Un sondeo realizado por la consultora Randstad mostró el aumento en la búsqueda de este tipo de personas y el mayor interés de las compañías por incorporarlas.

Durante la pandemia, el trabajo temporal se consolidó como una opción al interior de las empresas para hacer frente a los desafíos internos sin la necesidad de aumentar la dotación de planta. De hecho, de acuerdo con datos de la consultora Randstad, los requerimientos de este tipo tuvieron
un alza de 197% durante 2021 respecto del período anterior, con un peak en abril, julio y octubre.

El alza en este tipo de solicitudes es un fenómeno que se constata desde hace un tiempo. En 2020 ya se había observado un incremento de 38% en relación a 2019.

El director de Staffing & Outsourcing de la consultora multinacional especializada en el reclutamiento y selección de talentos, Francisco Torres, explicó que las cifras demuestran que la incorporación de trabajadores flexibles o por proyecto se han consolidado en Chile considerando la complejidad del escenario actual.


“Las empresas pueden acceder a talento de primer nivel para cubrir necesidades estacionales sin tener que incurrir en un aumento permanente de la dotación, aprovechando una expertise que, muchas veces, sin opciones de trabajo flexible se vuelve inalcanzable”, dijo Torres.


Según el vocero, el estudio “HR Trends Report 2021” de Randstad -en el que participaron cerca de 500 tomadores de decisión de diferentes sectores-, reveló que la intención de contratación temporal de las compañías creció un 29% en doce meses.

Además, según el mismo registro, el 76% de los líderes de capital humano incluyó talento flexible en su estrategia de RRHH.


“Lo que observamos no tiene precedentes para nosotros y sobrepasa todos los pronósticos que pudiésemos haber hecho”, señaló Torres.

Tendencia que se consolida


Para la firma, más allá de la emergencia sanitaria, las compañías comprobaron que esta modalidad permite aportar agilidad, eficiencia y productividad a las organizaciones, y los trabajadores se dieron cuenta de los beneficios que tiene, particularmente respecto a la conciliación de vida personal-laboral.


De acuerdo a Randstad -que solicitó datos a la Dirección del Trabajo-, durante el ejercicio anterior hubo un incremento de 68,6% en el promedio de colaboradores temporales contratados mensualmente, llegando a diciembre de 2021 a 66.534 personas.


Durante 2020, en tanto, se contrataron 39.474 trabajadores de este tipo.


Con respecto a los cargos más demandados para este tipo de contratación, Torres explicó que históricamente han sido posiciones administrativas, como recepcionistas, secretarias de gerencia y personas de contabilidad; puestos comerciales de primera línea, como vendedores y ejecutivos de
atención al cliente; y posiciones operativas, tales como bodegueros, reponedores, guardias, auxiliares de aseo y operadores de producción; sin embargo.


Sin embargo, el vocero explicó que hoy las firmas también están requiriendo técnicos y profesionales altamente calificados para desempeñarse por proyectos, especialmente en el rubro tecnológico y financiero.


A modo de cierre, para Torres no se debe olvidar que el mundo post Covid-19 brindará mayores posibilidades para experiencias flexibles y “la incorporación de talentos temporales se vuelve clave en un contexto en el que las organizaciones necesitan más que nunca ser competitivas para
recuperarse del impacto económico que dejó la pandemia”.