¿tu cv supera el filtro de los 6 segundos?

¿Crees que cumples todos los requisitos para ocupar un determinado puesto de trabajo pero no te llaman para la entrevista? La respuesta es clara: debes revisar tu currículum. La solución pasa por presentar toda la información de forma atractiva y visual para atraer la atención del entrevistador en menos de seis segundos.

Qué es el filtro de los 6 segundos y cómo funciona en la selección de personal
Avanzar en un proceso de selección solo es posible si se invierte tiempo en preparar la ocasión. Para conseguirlo, un aspecto determinante será cuidar al máximo los detalles de tu currículum con la idea de captar el interés del reclutador desde el primer instante. El objetivo fundamental es diferenciarse del resto de candidatos y sólo una adecuada carta de presentación te ayudará a superar el primer paso.

Tan importante es tu formación académica y tu experiencia profesional como la manera en que lo expongas. Un currículum visual, original y llamativo es un elemento diferencial a la hora de elegir un candidato.

En empresas donde se recibe un gran volumen de candidaturas, se estima que los entrevistadores dedican una media de seis segundos para evaluar cada uno de los currículums. De esta manera, se entiende como filtro de seis segundos al momento en que la mente de la persona que lleva a cabo la selección decide si un candidato encaja o no en una vacante. Esto permitirá que en solo un vistazo pueda obtener una valoración aproximada.

Pero, ¿cómo es posible dar una buena primera impresión en tan poco tiempo? Para superar el filtro de los seis segundos es esencial utilizar un formato interesante, en el que la información más importante resalte desde el primer momento y sea bien accesible. ¡Aprende a estructurar tu currículum!

Qué aspectos ven primero los reclutadores
Es fundamental que en el momento de redactar tu currículum tengas la capacidad de ponerte en la posición del reclutador. Este detalle te permitirá valorar si tu currículum es realmente atractivo y estar preparado para superar sus expectativas. Para ello, se debe entender qué aspectos pueden captar la atención de estos profesionales:

  • Fotografía y datos de contacto: si optas por poner una fotografía, debes elegir una imagen profesional adecuada y acorde al puesto que irá acompañada de los datos de contacto: nombre y apellidos, teléfono, dirección de correo electrónico, tus cuentas de Linkedin y Twitter y, en caso de tenerlo, tu blog personal. Puedes omitir aquellos datos de tipo personal como la fecha y lugar de nacimiento, DNI, domicilio o estado civil.

  • Experiencia laboral: detalla en qué sector y en qué empresas has trabajado, qué puestos has desempeñado, durante qué periodo de tiempo y las funciones que has realizado. Es importante que coloques los datos en distintas líneas, utilizando diferentes recursos tipográficos y resaltando únicamente lo más significativo.

  • Formación académica: indica en tu currículum aquellos estudios relacionados con el puesto al que optas y que consideres que te convierten en el candidato perfecto. Además, es interesante resaltar dónde estudiaste, principalmente si se trata de centros de prestigio. Por último, es mejor prescindir de la formación que no tengan ninguna vinculación con la vacante.

  • Otros apartados: si tu currículum es lo suficientemente interesante para la vacante, la persona encargada de la selección seguramente se interese por otros datos como el nivel de inglés, el conocimiento de programas informáticos u otros aspectos que puedan dar fe de tus capacidades y aptitudes como profesional.

Cinco claves para conseguir un CV impactante.
Tener orden en la estructura y claridad o destacar estratégicamente la información clave en el currículum son factores esenciales a la hora de superar cualquier proceso de selección. Por ello, es importante que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Analiza a qué organización te diriges: demostrar un conocimiento mínimo de los valores, funcionamiento y objetivos de la empresa te aportará una ventaja competitiva. Esto te permitirá diferenciarte del resto de aspirantes y hará más atractiva tu candidatura.

  • Acierta en el diseño: la exposición de las ideas va a ser un aspecto determinante para interesarse en tu perfil. Para ello, es aconsejable utilizar fuentes tipográficas como Arial o Verdana, usando el color negro como protagonista y acompañado como máximo de otro color.  Recuerda que la sobrecarga visual puede provocar confusión y poner en riesgo que el entrevistador termine de leer tu currículum.

  • Cuida el orden: tanto la estructura de los apartados como la organización dentro de cada uno te ayudarán a destacar lo más significativo y relevante de tu currículum. Ten en cuenta que respetar el orden y la estructura sí importa.

  • Menciona únicamente los aspectos importantes: debes tener en cuenta que el contenido de tu currículum debe ser interesante para quien lo lea. Por tanto, tu capacidad analítica es fundamental para decidir qué información será más necesaria destacar. Recuerda que no debes magnificar tus logros.

  • Utiliza un lenguaje positivo: no puedes obviar la importancia que tiene el uso del vocabulario positivo. La comunicación, además de la ortografía, es esencial para mostrar seguridad en tu mensaje y una mayor credibilidad como profesional. Es aconsejable elegir palabras claves que conecten con el perfil que la empresa está buscando.

En definitiva, las continuas exigencias del mercado laboral llevan al candidato a buscar soluciones novedosas y alejadas de lo tradicional en su búsqueda de empleo, para tratar de mostrar su valor profesional ante el reclutador. Para ello, conviene entender que se aprecia más un currículum con calidad que con cantidad.

Y tú, ¿tienes ya un CV que supere el filtro de los 6 segundos?

< volver a la página anterior