Boomers aún influyen en el mundo del trabajo

No hay que mirar muy lejos para encontrar una serie de artículos donde se discute cómo los millennials están impactando en el mundo que les rodea. Aunque pareciera que la generación Y está acaparando toda la atención eso no significa que los Baby Boomers no estén haciendo oír su voz.

Los Boomers se definen como aquellos nacidos entre 1946 y 1965, lo que significa que los más jóvenes ya tienen más de 50 años. Son la cohorte más grande y posiblemente más influyente de la historia.

Boomers están cambiando lo que significa la jubilación

Los Boomers están envejeciendo y acercándose rápidamente a la edad en que las visiones del retiro bailan en sus cabezas (si es que ya no están allí). Al mismo tiempo, el mundo del trabajo y la forma en que éste se realiza cambia continuamente de manera nunca antes vista. Llegar a los 65 años ya no es un punto muerto en la vida profesional. Muchos Boomers están optando por continuar trabajando en sus años dorados y, muchos que después de los 65 son algunos de los mejores de su carrera.

¿Por qué los Boomers no se apresuran hacia la jubilación?

Son más saludables, más en forma y más activos que sus predecesores. En muchas organizaciones, tienen los puestos más altos y mejor remunerados. Están acostumbrados a un cierto nivel de vida y, de manera realista o no, tienen las mismas expectativas para su jubilación. Pero para muchos Boomers, simplemente no tienen suficientes ahorros para garantizar una jubilación de calidad, especialmente porque se espera que vivan considerablemente más tiempo y necesitarán más dinero para mantener una vejez prolongada.

Muchas personas mayores observaron cómo sus inversiones y ahorros se reducían durante las recientes recesiones y las bajas tasas de interés. Por lo que deciden extender su vida laboral en un esfuerzo por reconstruir su fondo de jubilación. Las organizaciones que ofrecieron planes de pensiones han reducido sus contribuciones a lo largo del tiempo, dejando a muchos trabajadores en edad de jubilarse con bajos ingresos.

Por qué algunos Boomers continúan abrazando el trabajo

Muchos Boomers están mirando sus años dorados como un segundo acto, cuando pueden trabajar porque quieren, no porque tienen que hacerlo. Han reenfocado su vida laboral y formas de trabajar en sus propios términos que les permitan flexibilidad y la oportunidad de interactuar socialmente al mismo tiempo que son valorados por su experiencia y conocimiento. Para los Boomers, el salario ya no es el factor decisivo. Tienen mucho que ofrecer y no tienen prisa por retirarse de una carrera que han dedicado décadas a construir cuidadosamente.

Se dice disfrutan de tasas más altas de satisfacción en el trabajo y tienen niveles más altos de compromiso con sus organizaciones que sus colegas más jóvenes. Las estadísticas muestran que los empleados totalmente comprometidos son más felices, más saludables, toman menos días de enfermedad, crean relaciones más sólidas con los clientes y trabajan en un nivel superior de excelencia, independientemente de su edad. Pocas organizaciones, si las hay, pueden permitirse perder esas cualidades en su personal.

Entonces, ¿cómo esta tendencia afecta el lugar de trabajo?

Cuando los Boomers hagan la transición de la fuerza de trabajo, décadas de conocimiento organizacional se irán con ellos. Muchas empresas ya están preocupadas por la "fuga de cerebros" que se avecina. ¿Cómo van a mantener el conocimiento y las habilidades de los trabajadores mayores?

Aquí es donde la planificación de la sucesión desempeña un papel fundamental en la gestión exitosa de la fuerza de trabajo. ¿Cómo se transmitirá la información, el conocimiento y la experiencia a los trabajadores más jóvenes para evitar la alteración de la moral, los servicios y la productividad? ¿Dónde se almacenará el conocimiento para que sea accesible, seguro y fácil de transferir? ¿Qué criterios se utilizarán para identificar candidatos potenciales para cubrir vacantes y qué capacitación se proporcionará para garantizar una transición sin interrupciones?

Muchas organizaciones aún no han establecido disposiciones para retener a los Boomers. Muchos lugares de trabajo no son inclusivos multigeneracionalmente; normalmente las marcas están orientadas a los jóvenes; no han establecido culturas de trabajo orientadas hacia una propuesta de valor para el empleador que considere las necesidades y deseos de los trabajadores mayores.

Algunos se quejan del costo de los salarios más altos y del seguro de salud, junto con el costo de capacitar en tecnología, redes sociales y otras plataformas, que superarían los beneficios obtenidos al retener a estos trabajadores. Mitigar esos riesgos no es complicado. Aquí hay algunas ideas:

  • Identificar qué carencias de habilidades crearán desafíos.
  • Crear un ambiente de trabajo que atraiga a trabajadores calificados de todas las edades.
  • Administrar una fuerza laboral multigeneracional.
  • Crear una marca de empleador que atraiga y retenga a los mejores talentos, independientemente de su edad.
  • Asegurarse que los procesos de contratación mejoren la diversidad de edades.
  • tener en cuenta los problemas que enfrentan los trabajadores de más edad y desarrollar la forma de acomodarlos.
< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario