Randstad llevará a cabo el Día de la Discapacidad con charla motivacional, masoterapia y actividades para los trabajadoresEn el marco de la nueva Ley de Inclusión Laboral, que comenzó a regir el 1 de abril de 2018 y que establece la reserva de empleo del 1% para las personas en situación de discapacidad (PeSD), el viernes 27 de abril Randstad, llevará a cabo una actividad denominada “Ponte en mi lugar”, iniciativa que tiene el objetivo de que sus trabajadores se acerquen a las diferentes realidades que viven las PeSD y conozcan las dificultades que enfrentan en su entorno, logrando empatizar y así facilitar los procesos de adaptación. Asimismo, la jornada contempla la realización de una charla motivacional, la cual será dictada por Henry Guidotti, carabinero y deportista paraolímpico; además de sesiones de masoterapia realizadas por personas con retos múltiples [1].

Natalia Zúñiga, directora de marketing de Randstad y encargada del programa de inclusión, señala que “por medio de esta actividad, podremos determinar si poseemos o no las condiciones de accesibilidad universal idóneas y determinar qué barreras, ya sean físicas, sociales y/o de comunicación, se encuentran presentes en nuestra compañía, para lo cual definiremos planes concretos de acción”. Por otro lado, la ejecutiva señala que están muy orgullosos y agradecidos de contar con la presencia de un destacado profesional y deportista nacional, “quien nos contará su experiencia de vida y cómo su motivación le ha permitido salir adelante y conseguir grandes logros, a pesar de que aún somos una sociedad que generalmente presenta obstáculos para las personas con algún tipo de discapacidad”.

Por otro lado, Zúñiga agrega que, como uno de los objetivos de esta iniciativa es ponerse en el lugar de una persona con discapacidad, un integrante de cada equipo tendrá que asumir, por 30 minutos de su jornada laboral, tareas como “trasladarse en silla de ruedas por la empresa, comer utilizando solo un miembro superior, escribir un correo por medio de puntero bucal, subir y bajar las escaleras con un bastón tipo canadiense, transmitir un mensaje en reunión usando lenguaje de señas, entrevistar a un candidato con discapacidad auditiva, cargar la tarjeta bip con los ojos vendados ayudado por un bastón blanco y escribir un email con los ojos vendados”.

“Todas estas acciones serán apoyadas y guiadas por nuestra Consultora de Inclusión y registradas audiovisualmente para difundir en nuestras plataformas cómo estamos enfrentando la responsabilidad social inclusiva. Estamos abriendo nuestra casa y siendo humildes en evidenciar lo que están viviendo hoy muchas compañías. Desde ahí buscamos generar empatía, conocimiento, inclusión y, que finalmente, las situaciones a las cuales haremos alusión, ya no sean un tema en nuestra empresa. Con esto, creo que podríamos decir “misión cumplida”, afirma.

Asimismo, contaremos con el apoyo de la Mutual de Seguridad, que facilitará los implementos necesarios para llevar a cabo las intervenciones; y de la Corporación para la Inclusión de Personas con Discapacidad Visual y Sordociegas (CIDEVI), organización que pondrá a nuestra disposición a los masoterapeutas con retos múltiples y que entregará la ayuda técnica del “bastón blanco”, además de su respectivo entrenamiento al trabajador que le corresponda desplazarse dentro de su entorno asumiendo una condición de discapacidad visual, así que desde ya agradecemos enormemente el compromiso de ambas instituciones con nuestra compañía”, comenta.

La directora de Randstad enfatiza que “actualmente, uno de los retos más importantes que tenemos como sociedad es instaurar modelos inclusivos reales, profesionales, respetuosos e informados. Luego, las empresas tienen el desafío de velar por el cumplimiento de la nueva Ley por medio de una cultura, políticas y valores corporativos que guíen y establezcan marcos de acción para todos los procesos internos que vayan en esa dirección; además de trabajar las bases para evitar que la vocación inclusiva quede solo en el discurso, que es un error en el que es fácil caer. Por lo mismo, es necesario invertir en recursos humanos, research, adecuación de políticas, capacitación y mucha comunicación para derribar mitos y eliminar barreras; y así desarrollar un modelo inclusivo basado en el respeto, que es lo que estamos haciendo como compañía”.

[1] Personas que además de presentar una dificultad inicial, como parálisis cerebral, tienen otros tipos de discapacidad asociadas, ya sea de tipo sensorial, intelectual y comunicacional.