Productividad laboral bajará al menos 20% los días que Chile juegue la Copa América y podría aumentar el ausentismo

Estamos a pocas horas de que comience la Copa América 2015 y tanto hombres como mujeres están ansiosos de ver el desempeño que tendrá la selección chilena en este hito deportivo, del cual este año hay particularmente grandes expectativas sobre los resultados que podría obtener la Roja. Este ambiente de efervescencia es traspasado al ámbito laboral y en las oficinas se instaló la discusión sobre si implementar políticas flexibles, ya que la fiesta deportiva podría generar un  aumento de ausentismo, tomando en cuenta que dos de los tres partidos de Chile en primera ronda se juegan en días hábiles,
ambos a las 20:30 hrs.

Incluso, de acuerdo a cifras de la consultora Inmune, durante mayo-junio de 2014, cuando se desarrolló el Mundial de Brasil, las licencias aumentaron un 18,62% en comparación con igual período del año anterior (2013); cuando el aumento fue solo de 3,45%, considerando que los meses de junio y julio suelen ser los que concentran la mayor cantidad de licencias médicas en todo el año producto de las enfermedades respiratorias más frecuentes en invierno.

Rita González, CEO de Randstad, explica que ante este escenario los departamentos de Recursos Humanos han comenzado a pensar si tomar o no medidas de flexibilidad al ser una instancia de interés transversal y porque los días que juegue la selección la productividad laboral bajará al menos 20%, ya que los trabajadores no estarán 100% conectados y concentrados en sus funciones. “Algunas medidas pueden ser dejar entrar más tarde al día siguiente, siempre y cuando se recuperen las horas al final de la jornada o realizar algún concurso interno relacionado con rendimiento y productividad, cuyo premio sea tener la mañana libre al otro día, por ejemplo. Asimismo, el último partido de la primera ronda es viernes, por lo que las organizaciones pueden permitir usar vestimenta ad hoc para alentar a Chile y posteriormente ir todos juntos a ver el partido”, comenta.

La ejecutiva agrega que con iniciativas de este tipo, las compañías evitan que aumenten las licencias y generan compromiso con la organización, puesto que los trabajadores ven que sus directivos se hacen parte de este acontecimiento. “Lo importante es generar mensajes alineados con lo que como compañía se desea transmitir, ya sea fidelización, retención y/o clima agradable y siempre hacer el link con que tener ciertos beneficios es posible gracias al compromiso de las personas y a la confianza de la compañía en sus empleados, es decir, que tomarán todos los resguardos necesarios para cumplir a tiempo con los requerimientos de los clientes sin alterar el plazo estipulado en un comienzo. Durante este periodo, la optimización del tiempo es la clave para poder disfrutar y al mismo tiempo cumplir”, asegura.

En la consultora opinan que al ser un evento que se realiza en Chile, por lo cual es difícil abstraerse, es mejor privilegiar un buen clima laboral. “Si bien por un lado la productividad baja, por otro los beneficios que generan estas instancias son más significativos, ya que las compañías tendrán trabajadores más felices, fidelizados con la empresa y, por lo tanto, más comprometidos con los resultados, lo cual refleja una productividad baja en el momento, pero capaz de adecuarse, elevarse y sostenerse a largo plazo. Estos espacios aumentan la cohesión del equipo y el sentido de pertenencia e identificación de los
empleados con la organización, lo que también provoca mayor sentido de responsabilidad por el cumplimiento de los objetivos, a pesar de tener una jornada un poco entorpecida por la previa de los partidos y el ambiente que genera el fútbol”, finaliza Rita.

Nota El Sur, 12 de julio de 2015.