Chile: 63% de los trabajadores está enfocado en obtener un ascenso profesional

Sentirse estancado en el trabajo y considerar la opción de dar un giro profesional, ya sea asumiendo nuevas responsabilidades en un mismo cargo o consiguiendo un ascenso; es una sensación que la mayoría de las personas ha experimentado en algún momento de su carrera. En Chile, la última opción parece ser la más popular entre los trabajadores. Por lo menos así lo refleja la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de Randstad, en la cual 63% de la población laboralmente activa señala estar fuerte o medianamente enfocada en obtener una promoción, con 24% y 39% respectivamente; mientras que 37% dice no estar concentrada en esto. En cuanto a la diferencia entre géneros, los hombres son más ambiciosos en este sentido, ya que el 71% de los encuestados afirmó estar persiguiendo una promoción dentro de su compañía versus 56% de las mujeres.

Al respecto, Maribel Pérez, Directora de Staffing & Outsourcing de Randstad, comenta que “es positivo aspirar a crecer profesionalmente y, si la persona cree que cuenta con las capacidades suficientes para afrontar nuevos retos y desempeñar tareas más complejas, es válido plantear en su compañía las intenciones que tiene de ascender, valorando previamente si la organización y la estructura de la misma le permiten dar este salto”. Ahora bien, a pesar de que obtener una promoción conlleva adquirir mayor confianza y reconocimiento por parte de la empresa, en ocasiones, permanecer en el mismo puesto puede resultar positivo para el profesional. “Para algunas personas resulta complicado salir de su zona de confort y prefieren tener estabilidad, tanto de status o categoría profesional como de gestión de tareas, por lo que si el trabajador está satisfecho con sus responsabilidades y salario y si además desempeña una labor con la que se siente realizado cada día, la opción de mantener su categoría puede ser lo más práctico”, afirma.

Por otro lado, en relación a los rangos etarios, los jóvenes son más inquietos en este sentido, “debido a que se encuentran en una etapa de la vida en la que es natural buscar nuevas y mejores oportunidades
laborales, además tienen mucha energía para asumir proyectos desafiantes y múltiples responsabilidades, especialmente hoy, cuando las generaciones que están ingresando al mercado del trabajo quieren crecimiento rápido”, explica Maribel. Así, 77% de los trabajadores entre 18 y 24 años están enfocados en obtener un ascenso, seguidos por aquellos de 24 a 34 años (75%), luego por los de 35 a 44 (64%) y los de 45 a 54 (53%), finalizando con el tramo de 55 a 67 años (35%). Sin embargo, la experta de Randstad repara en que obtener una promoción no es algo que llega de manera fortuita. Tampoco existe una fórmula secreta para conseguirlo, a pesar de que existen algunas cualidades que facilitan el trabajo.

Por ejemplo, “es clave estar comprometido, trabajar en equipo y tener liderazgo, puesto que una de las habilidades más demandadas por las organizaciones es la capacidad de comunicar de forma efectiva las ideas para que los demás las lleven a cabo; asimismo, los directivos quieren a personas leales e involucradas con el negocio en los puestos más altos”, revela la ejecutiva. Por otro lado, la constancia, la creatividad y la innovación son factores muy importantes, ya que “contar con profesionales con ideas frescas y que sean capaces de dar un giro radical a la rutina de la empresa para obtener mejorar los resultados, son siempre bien valorados. Por último, eficacia. El tiempo es fundamental en una compañía, por lo que hay que focalizar los objetivos, priorizarlos y alcanzarlos en el menor tiempo posible”, asegura.

Satisfacción laboral
En cuanto a la satisfacción de los chilenos con su actual trabajo, el indicador subió 1 punto porcentual (pp) en 1 en año y bajó 5 en relación al trimestre inmediatamente anterior, alcanzando 67% de personas “a
gusto” o “muy a gusto” con su empleador. A pesar de que este indicador nunca ha bajado de 57% desde que se realiza el estudio (cuarto trimestre de 2010), el panorama resulta positivo si miramos cómo se han comportado las cifras a lo largo del tiempo, ya que a nivel nacional el número de trabajadores que dice estar satisfecho, ha subido 10 pp en 6 años. Si miramos la diferencia por edad, vemos que los trabajadores más cómodos en su compañía son los de 18 a 24 años (75%), luego los de 45 a 67 (71%), y en tercer lugar aquellos que tienen entre 35 y 44 años, con 68%; mientras que aquellos entre 25 a 34 años, solo alcanzan un 59%.

Maribel sostiene que “desde hace algunos años hemos venido pronosticando que difícilmente este indicador bajará del 60% en Chile debido a que las compañías están desarrollando cada vez más proyectos de fidelización de Capital Humano o employer branding. Sin embargo, aún estamos bastante lejos de países como México, que durante el tercer trimestre del año alcanzó 85% de personas satisfechas o muy satisfechas con su actual trabajo, con lo que consigue la primera posición a nivel mundial, superando a países como India (83%) y Estados Unidos (82%)”. Por otro lado, los empleados más descontentos se encuentran en Japón (46%), Hong Kong (50%) y Hungría (58%).

Imagen / Pixabay

Nota La Tercera, 13 de noviembre de 2016.