92% de los chilenos verifica la reputación de una empresa al momento de buscar un nuevo empleo

Durante los últimos años han salido a la luz pública casos de prácticas empresariales poco éticas implementadas al interior de algunas organizaciones nacionales, las cuales poco a poco han afectado la confianza de los consumidores. Esta pareciera ser la razón de que actualmente 92% de los chilenos verifica el prestigio que tiene una compañía al momento de decidir si formar o no parte de ella, siendo incluso más importante que conocer si la cultura de la misma es compatible con su forma de trabajo (85%); de acuerdo al último Workmonitor de Randstad, estudio trimestral de la consultora.

Al respecto, Rita González, CEO de Randstad Chile, señala que “la transparencia en las compañías está tomando cada vez más relevancia, lo que ha dado lugar a la creación de gobiernos corporativos con gran peso e influencia, sobre todo en las multinacionales cuya Casa Matriz está constantemente generando y monitoreando la implementación de las políticas de probidad”. Agrega que contar con este tipo de normativas es fundamental en todo tipo de empresas, no solo para evitar incurrir en prácticas poco éticas, sino que para establecer parámetros claros, que sean difundidos abiertamente y llevados a la práctica
por todos los empleados de la organización.

“Últimamente hemos visto cómo algunas firmas han incurrido en faltas graves, que -como vemos- no solo afecta la confianza de los consumidores y aparta a los ciudadanos de las instituciones, sino que también aleja la posibilidad de que personas talentosas se acerquen a golpear su puerta porque quieren formar parte de sus filas. Además, hoy los jóvenes están buscando integrarse a una empresa seria, transparente, innovadora, con políticas de Responsabilidad Social Empresarial y, por sobre todo, con una fuerte reputación de marca en el mercado. Ellos quieren sentirse orgullosos al decir a familiares y amigos que
forman parte de tal o cual compañía”, asegura.

En este aspecto, en comparación con otros países, Chile se encuentra solo por debajo de India (98%), China (96%), Malasia, Turquía y Brasil, todos con 95%; Italia, México, Portugal y Singapur, con 93%. Entre las naciones en las que la reputación corporativa es menos relevante se encuentra Holanda (73%), Dinamarca (77%) y Suiza (78%), pero “finalmente vemos que en mayor o menor medida, para todos los trabajadores es importante la notoriedad que tenga una empresa al momento de buscar un nuevo empleo. En este sentido, se ve que el porcentaje es un poco menor en naciones desarrolladas, debido a que ya tienen controlado todo tipo de procedimientos anti probidad y éste dejó de ser un tema hace algunos años”, dice la experta.
 
Por otro lado, los chilenos parecen no estar tan preocupados de conocer la cultura de su potencial nueva compañía, ya que 85% de los candidatos menciona esta opción, superando a Suecia, Checoslovaquia, Hungría y Eslovaquia, todos con 83%, Holanda (82%), Grecia (81%) y, por último, a Francia (71%). Al respecto, la ejecutiva de la multinacional, dice que este factor es sumamente importante e influye en
los años de permanencia que un profesional pueda estar en una empresa. “El 50% de éxito de una selección está en hacer el calce entre el candidato y el perfil o estilo de liderazgo de quien será su jefe directo y el 30% en considerar si la cultura de la compañía es compatible con el trabajador. Aunque parezca lo más importante, solo 20% del logro de un reclutamiento tiene que ver con el encaje técnico del perfil. Una profesional que cuente con todas las competencias exigidas como requisito para un cargo, no desarrollará bien su carrera si no se adecúa con su jefe, por eso la importancia de conocer a quien va a reportar, buscando perfiles afines. Lo mismo pasa con la cultura de la empresa, debido a que si la persona no se adapta, rotará fácilmente”, finaliza.

Nota América Economía, 26 de octubre de 2015.