Si bien una de las grandes enseñanzas que ha dejado la emergencia sanitaria es la relevancia de contar con estrictas medidas de protección a los sistemas informáticos y con expertos en ciberseguridad; también evidenció el gran rol que cumplen los guardias de seguridad y vigilantes privados, especialmente en aquellas industrias consideradas esenciales y que han seguido funcionando con normalidad durante toda la pandemia.

Así, los empleados del rubro no solo han desempeñado funciones clave en establecimientos de salud, logística, transporte y otros sectores de infraestructura crítica, sino que han ido más allá de sus responsabilidades para ejercer labores relacionadas con el cumplimiento de los protocolos sanitarios definidos y exigidos por las autoridades. De esta forma, guardias de seguridad y vigilantes privados también se han encargado de supervisar y ejecutar el control de temperatura, el uso de mascarillas y/o la entrega de alcohol gel, prestando un apoyo esencial a empresas del comercio, retail, hotelería y turismo cuando pueden abrir sus puertas al público.

Frente a este contexto, en Randstad hemos visualizado un aumento de las ofertas de trabajo para ambos perfiles, por lo que constantemente estamos reclutando personal especializado y preparado en la materia, sobre todo en la Región Metropolitana. Y aunque tanto los guardias de seguridad como los vigilantes privados tienen que desempeñarse en modalidad presencial, cuentan todos los elementos de protección necesarios para resguardar su integridad física y para evitar contagios de Covid-19, además de buses de acercamiento desde su hogar al lugar de trabajo, dependiendo de la empresa y de la comuna donde deban desempeñar sus funciones.

En cuanto a las principales responsabilidades de los guardias de seguridad y de los vigilantes privados están controlar el acceso a las instalaciones a su cargo, vigilar permanentemente todos los sectores designados por su empleador, reportar incidencias atingentes a su rol, proteger bienes muebles e inmuebles y a las personas que puedan encontrarse en ellos, hacer controles de identidad en el acceso o en el interior del recinto y evitar actos delictivos o infracciones, entre otras.

Por su parte, los guardias de seguridad pueden portar armas de fuego, por lo que deben tener el curso OS10 al día y pasar ciertos exámenes psicológicos en el proceso de reclutamiento y selección. Suelen prestar apoyo a los vigilantes privados y habitualmente son requeridos por el comercio y la banca, por lo que entre sus funciones también está orientar a los clientes. Por otro lado, los vigilantes tienen que contar con certificado de vigilante privado al día; mientras que ambos deben tener disponibilidad para trabajar en turnos rotativos, lo que está sujeto al sector productivo para el cual presten servicios.

Si te interesa el rubro de la seguridad, te invitamos e realizar los cursos y capacitaciones solicitados por las compañías, ya que hay oportunidades de trabajo que te pueden interesar.

Si estás buscando empleo en otra área, revisa todas las vacantes que tenemos disponibles y postula, pero no sin antes registrarte! 👇