Sueldo promedio de personas contratadas por trabajo temporal subió 37% durante el último añoLlega el verano y con éste se inicia el periodo de mayor demanda para las empresas de rubros como producción, logística, comercio y retail, cuyas compañías, al ver aumentada la carga laboral por el desarrollo de diferentes campañas y promociones estacionales, aumentan su dotación de empleados a través de Servicios Transitorios (ST), convirtiéndose en una época del año ideal para encontrar trabajo o cambiarse de industria. Sin embargo, otra buena noticia para quienes acostumbran a emplearse bajo esta modalidad, es que de acuerdo al estudio de la Agest del primer semestre de 2017, el sueldo promedio de las personas contratadas por ST creció un 37% en un año , pasando de 461 mil pesos a 630 mil, es decir, 2.28 rentas mínimas.

Al respecto, Maribel Pérez, directora de Staffing & Outsourcing de Randstad, señala que esta alza también se dio en Outsourcing, ya que los salarios aumentaron un 20%, alcanzando 704 mil pesos el primer semestre de 2017 versus 587 mil durante el mismo periodo de 2016; lo que “es positivo para el mercado, puesto que estos tipos de contratación son una herramienta que otorga flexibilidad a las empresas, debido a que permite contar con el personal necesario durante periodos críticos, como el verano y la época escolar, en marzo. Vale la pena mencionar que el plazo de contrato permitido es de hasta 180 días en las causales más extensas, sin embargo en caso de licencias médicas o vacaciones admite cubrir periodos completos, favoreciendo la continuidad de las labores sin generar perjuicios por ausencias de la dotación permanente”, resalta.

Por otro lado, el estudio revela que en 2017 el monto promedio por contrato entre empresa contratante y compañía proveedora, fue de 111.926 UF en el caso de Servicios Transitorios y de 252.725 UF en el de Outsourcing; mientras que las expectativas de crecimiento para 2018 de las empresas que componen la Asociación son de un 12% para la primera modalidad y de 8,8% en el caso de la segunda. En relación al tema Maribel es optimista, puesto que considera que “cada vez más compañías están comprobando las ventajas de esta forma de trabajo, tanto para la misma organización, a la cual le permite adaptar sus estructuras según las necesidades cambiantes del mercado; como para los empleados, que acceden a una jornada laboral flexible y pueden ir ganando especialización en un rubro determinado, sobre todo considerando que 58% de los perfiles contratados por trabajo temporal tienen entre 18 y 29 años”, señala.

La ejecutiva agrega que a pesar de que en Chile aún existe la creencia de que los Servicios Transitorios son beneficiosos solo para el empleador, la realidad es completamente opuesta, debido a que “hay muchos estudiantes o mujeres que únicamente pueden trabajar durante una temporada determinada en el año o por un proyecto personal específico, como irse de vacaciones o ahorrar para la universidad, por lo tanto, el empleo temporal les permite tener la opción de ganar dinero y experiencia laboral, no estar atado a un contrato indefinido y tener flexibilidad para emplearse en diferentes proyectos durante el año”, recalca.

Vale la pena mencionar que aunque del total de las compañías que externalizan servicios de Recursos Humanos, la mayoría utiliza EST, hay mucho por hacer en cuanto a conseguir mayor flexibilidad en las empresas chilenas y “las consultoras, como Randstad, tienen un largo camino por recorrer en su labor de informar y transparentar todos los beneficios que aporta contratar personal mediante esta modalidad, la cual tiene una penetración aún baja en Chile en comparación a países desarrollados”, acota.