tecnología y RRHH: tech and touch

Vivimos y trabajamos en un entorno en constante evolución. La tecnología está presente en todo lo que hacemos, define cómo trabajamos y cómo evolucionamos. Por esta razón, apostar e invertir en nuevas tecnologías es, sin duda, un paso al futuro.

El uso de los recursos tecnológicos para la gestión del talento (selección, retención, desarrollo y formación) conlleva numerosos beneficios. El auge del Big Data, por ejemplo, permite ayudar a identificar rápidamente las necesidades y trabajar con grandes volúmenes de información. De este modo, se facilita el trabajo a los profesionales de RRHH, puesto que tienen a su alcance de forma rápida y cómoda datos que les van a permitir realizar sus funciones de una manera más eficaz.

Sin embargo, el uso de la tecnología y las soluciones digitales de RRHH precisa del principal valor añadido que caracteriza a los profesionales de RRHH y a su gestión del talento: el toque humano. 

¿Cómo aunar RRHH y tecnología?
En el plano de la empresa, las nuevas tecnologías en el ámbito de los RRHH adquieren una gran importancia para poder automatizar todo aquello que puede automatizarse. De hecho, la mayor ventaja de la inteligencia artificial es que los tiempos en procesos administrativos se ven cada vez más reducidos. Esto permite que los puestos de trabajo puedan evolucionar y que los empleados den un salto cualitativo, desempeñando tareas más cualificadas, más cercanas a las personas, más humanas.

Una de estas tareas que deberán poner foco los gestores de recursos humanos es la atracción y fidelización del talento, para lo que las TIC también pueden ser un aliado fundamental. Se espera que en los próximos 10 años la escasez de talento se convierta en un problema, de hecho, según Randstad Research, el 85 % de ellas declara que sus políticas de gestión de talento son poco óptimas. En este aspecto, las nuevas tecnologías podrán ayudar en gran medida para mejorar su Employer Branding. 

Tech&Touch
A medida que las nuevas tecnologías evolucionan, las formas de interacción y comunicación en el mundo laboral están cambiando por completo. En este sentido, es imprescindible que la transformación digital no pierda de vista el valor humano, ofreciendo en todo momento un trato personal.

Lo óptimo es crear un equilibrio perfecto entre la tecnología y lo humano. Y es que las buenas relaciones precisan de empatía, de una verdadera comunicación y de instinto, por lo que la intervención humana continúa siendo fundamental. ¿Qué sería de los RRHH si el aspecto humano no fuese un valor crucial?

Además de crear un vínculo entre lo humano y la tecnología, es necesario facilitar medios e innovacciones tecnológicas que giren en torno a las personas y que estén respaldados por ellas. El objetivo es poner la tecnología al servicio de los consultores de RRHH para que puedan mantener las peculiaridades de las relaciones con los candidatos y que estas sean excepcionales.

Tenemos todos los medios a nuestro alcance para velar en todo momento por las necesidades de los candidatos, es decir, para llevar a cabo una estrategia de Candidate. En definitiva, para no despersonalizar la búsqueda de empleo -que se fundamenta en las personas y, por tanto, va más allá de la tecnología-, en la receta de una buena gestión de RRHH no podrá faltar el toque humano. 

BigData
¿Por qué no poner la gran cantidad de datos de los que disponemos al servicio del empleo? Ésa es la pregunta a la que da respuesta el Big Data, una tendencia en el ámbito de la tecnología que busca obtener y procesar gran cantidad de datos. Gracias a las herramientas que emplean 
el Big Data ya es posible encontrar puestos de trabajo mediante algoritmos, conocer cuál es el tipo de talento necesario para la organización, potenciar el talento interno o realizar búsquedas mundiales para dar con el candidato idóneo al puesto. Estas son sus utilizaciones principales en RRHH:

– Obtener información sobre el candidato seleccionado. Gracias a las herramientas sociales, se puede extraer una gran cantidad de datos para poder llevar a cabo un proceso de selección más analítico y estratégico. Asimismo, con un software de gestión de RRHH se puede elaborar un perfil personal y saber si las oportunidades de desarrollo se están aprovechando, además de trazar un plan de carrera, conocer las capacidades y la formación.

– Identificar las provincias en las que un determinado puesto de empleo tiene más demanda. Se pueden elaborar diagnósticos con el volumen de ofertas, los tipos de contratos, los sectores de actividad de los empleadores y los puestos de empleo que podrían servir de pasarela para cada puesto. De este modo, y según los criterios de oficio, de competencias y de movilidad, se puede conocer si el proyecto profesional de una persona se puede llevar a cabo en otra provincia.

– Cuando existe escasez de talento para un puesto concreto, se pueden identificar otros empleos similares, aquellos que podrían servir de puente hacia el puesto buscado. De esta manera, se seleccionan candidatos potenciales que, con una determinada formación, podrán llegar a desempeñar el puesto.

– Reorientar las carreras profesionales de los candidatos. En el caso en el que no salgan ofertas de empleo de un puesto determinado, se puede hacer un estudio y comprobar cuáles son las competencias ligadas a un puesto de trabajo concreto. De esta manera, se pueden sugerir puestos con más demanda, distintos a los ejercidos con anterioridad por el candidato. 

La combinación de recursos humanos y recursos tecnológicos es una prioridad para Randstad. Gracias a la tecnología, hacemos evolucionar la búsqueda de empleo, mejorando el servicio cercano y con toque humano que damos a clientes y candidatos. Trabajamos por la tecnología al servicio del empleo y de las personas, ya que nuestra experiencia nos ha enseñado que la conexión humana es la parte más importante de nuestro negocio. 

Y tú, ¿cómo crees que puede ayudar la tecnología al ámbito de los recursos humanos?

 

< volver a la página anterior
Sorry, you don't have access to this page