opinar en tiempo real

Hasta el momento, las encuestas periódicas de clima laboral eran la principal herramienta que tenían los departamentos de recursos humanos para conocer la opinión general de la plantilla sobre su empresa en un momento dado. Ahora, la tecnología permite recabar en tiempo real el feedback de los empleados para que estas áreas puedan tomar mejores y más rápidas decisiones.

Para el área de gestión de personal de cualquier organización, conocer el punto de vista de sus empleados sobre las tareas que realizan es fundamental para mejorar su trabajo y la salud corpora­tiva. Es más, según los expertos, contar con su retroalimentación refuerza los comportamientos positivos y da opción a mejorar los que no lo son tanto antes de que sea demasiado tarde. Y en el cambiante entorno económico actual, este feedback es una condición imprescindible.

Sin ir más lejos, una reciente encuesta entre trabaja­dores llevada a cabo por la consultora estratégica Eagle Hill Consulting muestra que la inmensa mayoría de los empleados consideran la retroalimen­tación como un factor positivo para su desempeño y su desarrollo profesional. Además, alrededor del 85% afirma que se siente valorado cuando se le pregunta su opinión, aunque solo el 44% dice recibirla de manera regular y al 55% le gustaría que esta regularidad fuera diaria o semanal.

Es más, esta necesidad de feedback frecuente es más acusada entre los jóvenes, pues el 72% de los encuestados menores de 30 años respondieron que les gustaría tener retroalimentación más regular. Estos datos, además, se refuerzan con los resultados de otra encuesta llevada a cabo por la consultora de com­pensación y reconocimiento Achievers, según la cual el 98% de los 645 profesionales de recursos humanos consultados en ella considera que las evaluaciones anuales resultan inútiles.

Hacia el tiempo real
Por todo ello, el formato elegido para recabar estas opiniones está evolucionando. Ahora es crucial conocer las inquietudes diarias de la plantilla y en tiempo real para poder tomar decisiones rápidamente. Son muchas las fórmulas tecnológicas por las que todo tipo de organiza­ciones están optando para conseguirlo.

La primera y más habitual es a través de la intranet corporativa o el portal del empleado. En ambos casos se pueden establecer canales de comunica­ción con el departamento de Recursos Humanos mediante la inclusión de formularios de sugerencias o el envío de comentarios en cualquier momento. Paralelamente, otra opción es la integración de un módulo de retroalimentación en el propio software de gestión del talento, desde el que se pueden lanzar encuestas de clima y pulso laboral, así que como de entrada y salida del trabajo. Esto es muy útil, por ejemplo, para saber cómo les ha ido el día a los empleados y qué es lo que más les ha preocupa­do durante su jornada.

Lo bueno de estos sistemas es que permite elaborar informes en tiempo real personalizados por todo tipo de parámetros: edad, sexo, departamento, etc. Y esto, además, facilita el análisis de la información para el conjunto de la compañía o por áreas concretas, para, según esto, adoptar una u otra estrategia en la gestión de personas. Asimismo, esta información suele ser compartida con los manager o mandos intermedios, de tal forma que ellos también puedan contribuir a mejorar el estado general de la plantilla.

Otras opciones
Las redes sociales internas también están llegando al entorno corporativo, con la ventaja de que permiten conocer la opinión de los empleados y facilitan la interacción entre ellos y con la empresa. En este ámbito, una de las más conocidas y utilizadas es Yammer, aunque también destacan Chatter, Social­cast, Zyncro o Jive.

Y saliendo del mundo del software y centrándonos en el del hardware, también hay opciones más simples para conocer las inquietudes de los emplea­dos en tiempo real. Se trata de unos dispositivos que se instalan en las salidas de los lugares de trabajo y que únicamente ofrecen la opción de seleccionar un icono verde o rojo según le haya ido el día al emplea­do. Todas estas opciones tienen en común que permiten conocer al instante cómo se sienten los empleados, cuáles son sus necesidades, qué inquietudes tienen y cómo solventarlas.

Los beneficios del tiempo real

  • Acabar con las instantáneas aisladas
  • Ayuda a resolver antes los problemas
  • Detectar tendencias
  • Valorar las iniciativas
  • Impulsar el compromiso de los empleados

Y tú, ¿te animas a conocer la opinión de tus empleados en tiempo real?

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario