metodología de trabajo para las próximas generaciones

La generación de softwares ha creado una nueva metodología que disputa la fama de la Agile. La Entrega Continua (EC) se posiciona como una de las últimas tendencias en la entrega de procesos informáticos que puede trasladarse a todo tipo de sectores y departamentos. ¿En qué consiste y qué beneficios tiene?

Si hace unos meses hablábamos de los beneficios de utilizar metodologías Agile en los departamentos de Recursos Humanos para llevar una mejor gestión del talento, hoy en día algunas empresas ya están empezando a adaptar una nueva forma de trabajar por procesos. Además, este tipo de metodologías determinará la nueva forma de trabajar de las próximas generaciones.

La metodología conocida como Entrega Continua (EC) tiene similitudes con la Agile, sobre todo porque comparten los mismos inicios, ambas han nacido gracias a las estrategias innovadoras llevadas a cabo por los sectores de la tecnología y la informática. La EC surgió como una metodología de desarrollo de software, que en lugar de aplicar mejoras de golpe, el proceso se realiza paulatinamente, para que el cliente reciba paso a paso el código de software, y así poder comprobar su funcionalidad de forma continua.

Fue en 2010, con la publicación del libro “Continuous Delivery” escrito por los autores Jez Humble y David Farley, cuando esta metodología de trabajo comenzó a sonar con fuerza en el mundo empresarial. En él se tratan las técnicas para poder crear este flujo continuo de entregas de versiones para poder pasar a producción de forma más segura.

De hecho, el informe “Continuous Testing as a Digital Business Enabler” de CA Technologies, publicado a finales del pasado año, reafirma esta teoría ya que el 20% de las organizaciones encuestadas “identificadas como líderes en pruebas continuas han observado un importante impulso en la rapidez, calidad y eficiencia de la entrega de software, lo que tiene como resultado un mayor retorno de la inversión realizada en la tecnología de entrega continua”.

Asimismo, las organizaciones líderes en esta metodología tienen:

  • 2,3 más posibilidades de éxito
  • 2,6 más posibilidades de reducir defectos en más de un 50%
  • 2,4 veces mayor confianza sobre la calidad de sus resultados
  • 1,9 veces mayor confianza sobre la rapidez de entrega 

Otros beneficios de trabajar la EC
Las empresas que quieran implementar la EC en su organización pueden obtener múltiples beneficios, entre los que se encuentran:

  • Una comercialización más rápida. Tanto clientes como desarrolladores reciben nuevas funcionalidades de forma más ágil. Asimismo, el feedback es constante entre cada una de las partes involucradas con lo que ayuda a mejorar la comunicación y obtener resultados más satisfactorios. De esta forma, la precisión es clave para dar respuesta a las necesidades de los clientes.
  • La posibilidad de experimentar. Al tratarse de lanzamientos continuos, hay más opciones abiertas a la experimentación de nuevas funciones.
  • Se pueden corregir errores fácilmente. Debido a que el código de software se entrega por partes, es más fácil identificar el origen de cualquier problema a tiempo para buscar soluciones.
  • Se mejora la productividad de desarrollo. El rendimiento del equipo se incrementa al desvincular a los programadores de las tareas manuales.

Diferencias entre IC, EC y DC
El desarrollo de softwares pasa por muchas fases, sin embargo hay que destacar tres en concreto que pueden dar lugar a confusión:

  • Integración Continua (IC): Esta práctica de desarrollo permite reducir los conflictos de margen y testeo, lo que facilita a los desarrolladores ahorrar tiempo en su trabajo. En definitiva, consiste en automatizar los tests y los builds del software de forma frecuente.
  • Entrega Continua (EC): Básicamente, y por todo lo comentado anteriormente, en la EC se crean, prueban y preparan automáticamente los cambios en el código y se entregan para la fase de producción. De esta manera se amplía la integración continua al implementar todos los cambios en el código después de la fase de creación.
  • Despliegue continuo (DC): Este punto trata de poder mover los resultados de un proceso de desarrollo a un entorno similar a producción donde las pruebas funcionales puedan darse a escala completa. 

Una oportunidad para destacar
Con todo lo dicho anteriormente no es de extrañar que la Entrega Continua, además de todo el avance técnico que comporta para toda organización que la aplique, suponga una importante ventaja competitiva en la batalla por el talento y la fidelización de clientes.

Uno de los motivos es debido a que la EC representa un método más eficaz para el desarrollo de software para lograr los objetivos internos y externos. Además, supone una herramienta más ágil y flexible.

En definitiva, la Metodología Agile y la  Entrega Continua están reformando la manera en la que se desarrolla el software, por ende, facilita la transformación del negocio en todos los sectores.

¿Necesitas ayuda para gestionar tu talento de manera agile?

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario