Las personas se unen a empresas pero dejan a gerentes

Han pasado más de 15 años desde que Gallup acuñó la frase "la gente se une a las empresas pero deja a los gerentes" y todo trabajador con experiencia laboral tiene alguna  historia o dos difíciles de contar. Pero estas mismas personas también pueden citar a los gerentes brillantes que los hicieron sentir entusiasmados, desafiados e iluminados, y crearon equipos altamente productivos que fueron más allá.

¿Qué es lo que hacen estos brillantes gerentes que crean tal afición y respeto que dejan un legado duradero en la mente de los miembros de su equipo?

Abarcando la gestión de línea 2.0

Entonces, ¿qué hace un gerente? A veces se puede sentir como si la respuesta es "todo!" tienes que equilibrar las necesidades de las personas que reportan a ti con las necesidades de las personas a las que tu reportas. Significa asegurarse de que los miembros de tu equipo no se sientan descuidados y que no tienes favoritos. La mayoría de los trabajadores están desesperados por ser tratados como individuos. Significa trabajar para averiguar qué motiva a cada uno de ellos y actuar sobre él siempre que sea posible.

Esto puede significar ajustar tu estilo o conseguir que el entrenamiento que necesitan. Tradicionalmente, el papel del gerente era asegurar que los resultados esperados de su equipo fueran satisfactorios. Pero el papel cambiante de los recursos humanos más la naturaleza cambiante del lugar de trabajo ha creado una nueva lista de responsabilidades que incluye:

- Reclutamiento y selección

- Inducción y entrenamiento

- Aprendizaje y desarrollo

- Coach y orientación

- Rendimiento y valoración

- Disciplina y agravio

Entonces, ¿cómo resolver el problema de encontrar el tiempo para cumplir con los retos de la función?

Te dejamos algunos consejos:

1. Asegúrate de estar haciendo tu trabajo como gerente: las personas a menudo son promovidas con un cargo de gerencia debido a que son muy buenos en su papel actual; no obstante, el desafío es seguir haciéndolo, porque eres más rápido y mejor que nadie. Pero ahora eres un gerente, es tu trabajo desarrollar a alguien para estar en tus zapatos.

2. Habla no escribas: a menos que te comuniques con varias personas a la vez de diferentes lugares es generalmente más rápido tomar el teléfono o caminar hasta el escritorio de alguien antes que enviar un correo electrónico (puedes saber de inmediato si han entendido o no).

3. Completa todas las acciones acordadas en una reunión tan pronto como sea posible: en lugar de esperar hasta justo antes de la próxima reunión. De esa manera aún puedes recordar lo que significa esa extraña abreviatura en tus notas.

4. Organízate: ya sea por reglas de correo electrónico, listas de tareas pendientes o bloqueo de tiempo para grandes proyectos, encuentra un sistema que se adapte a tu forma de trabajar.

5. No tengas miedo de decidir no hacer algo: si el tiempo y los recursos no lo permiten, entonces acepta que no ocurrirá ahora mismo, pasa a lo siguiente y no te detengas en lo que has decidido no hacer.

6. Si utilizas una lista de tareas, clasifícala en orden de prioridad: A para urgente, B para importante y C para poco importante. Si no tienes la solución a los elementos B y C en tu lista luego de 15 días es probablemente mejor eliminarlos.

7. Antes de ir a casa revisa tu agenda para el día siguiente: de esa manera es menos probable que olvides de algo.

8. Toma descansos: una caminata de 10 minutos o un rápido vistazo a un sitio web de noticias le dará a tu cerebro la oportunidad de resetearse.

9. Aborda los trabajos difíciles en primer lugar: los sacas del camino y te ahorra perder el tiempo mientras encuentras una excusa para no hacerlas.

10. Delega.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario