human 4.0, las personas son el motor

Todos los avances que trae consigo la industria 4.0 generarán cambios que transformarán de una manera radical las organizaciones tal y como las conocemos y, por tanto, éstas también tendrán que adaptarse a los nuevos tiempos.Debido a esta idea nace Human 4.0, un modelo pensado para prestar un servicio con el objetivo de ayudar a hacer evolucionar a las personas hacia el nuevo escenario.

Generalmente se habla de que en los procesos de digitalización las personas pasen a un segundo plano, sin embargo, los trabajadores siempre son el centro ya que son los verdaderos motores del cambio.

Según Sisteplant, Human 4.0 propone un modelo de transformación que desarrolla en paralelo unos “valores esenciales (compromiso, honestidad, sana ambición, autocrítica, transparencia y curiosidad), que deben estar en consonancia con los de los clientes y la sociedad. A partir de ellos, se despliegan políticas corporativas que resultan en nuevos modelos organizativos, nuevos roles, perfiles profesionales y modelos de relaciones”.

Con la implementación de este modelo, las personas se mueven por aspiraciones y trabajan de una forma más ágil gracias a la colaboración que se genera entre los equipos, fomentando la eliminación de departamentos y jerarquías. Human 4.0 también puede extrapolarse a mandos intermedios que buscan una mejor cohesión con los equipos.

Desafíos a encarar
Este proceso de cambio implica mentalizar a las empresas a elaborar un plan de actuación que necesita de la implicación de los líderes de la organización. Para ello, es necesario establecer unos pasos a seguir:

  • Promover un cambio de mentalidad en la forma de hacer las cosas, de relacionarnos con el trabajo y con la rutina.
  • Extender la interacción de las personas que nace del cambio de mentalidad y hacerlo extensible a toda la organización.
  • Capacitar a todas las personas con todas las habilidades y conocimientos que vayan a necesitar.

El programa Human 4.0 consiste en analizar la situación de una empresa para redefinir los valores, en caso de que sea necesario, políticas corporativas, organigrama, perfiles de trabajadores junto con sus competencias, funciones y responsabilidades, entre otros aspectos.

El modelo de gestión del cambio que propone está basado en la implementación de herramientas que ayudan a transformar los hábitos diarios de las personas para fomentar la cultura corporativa desde los trabajadores. Algunos de los valores esenciales a desarrollar son: compromiso, honestidad, autocrítica, transparencia y curiosidad. Es importante que éstos estén en consonancia con los de los clientes y colaboradores.

El resultado puede resumirse en cuatro puntos:

  • Las personas se dejan llevar por la curiosidad e incrementan su conocimiento.
  • Los objetivos convencionales dejan paso a objetivos por aspiraciones.
  • Se fomenta el trabajo en red y por proyectos.
  • Se potencia el trabajo en equipo y la metodología agile.
  • Se eliminan barreras jerárquicas.

Claves para que las empresas estén al día en transformación digital
Muchos de los retos que hay que afrontar pasan por la gestión del cambio en las personas, cómo implementar algo nuevo con éxito y que incida radicalmente en la forma de organizarse e incluso trabajar. Por ello, es importante primero definir una estrategia clara con los objetivos muy marcados. Seguidamente, hay que analizar la base de la que se parte, las herramientas con las que se cuenta.

El tercer paso es establecer los puntos de la estrategia de forma consecutiva y cuestionarse y seleccionar las herramientas tecnológicas a aplicar. Paralelamente, hay que tener presente la comunicación al empleado e ir tomando medidas que vayan calando en su forma de proceder rutinaria, como poner al alcance información general y específica enfocada a hacer más llevadera la transición al empleado o establecer jornadas de formación.

Debido a que el concepto Industria 4.0 supone hacer uso de tecnologías que pueden aumentar la eficiencia, la calidad y la seguridad de procesos e infraestructuras, el big data, la Inteligencia Artificial o el internet de las Cosas son herramientas que cada una de las compañías que las utilicen deben saber sacar el provecho necesario y a medida. Por eso, sectores como el aeronáutico siempre están a la vanguardia en cuanto a la implantación de la industria 4.0.

En definitiva, a pesar de que avanzamos sin posibilidad de retroceder hacia un mundo cada vez más digitalizado, no hay que olvidar que las personas son el motor de las empresas, el inicio y el final de todos los cambios que hay que hacer frente.

¿quieres más información sobre alguno de nuestros servicios?

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario