[Entrevista] Mauricio Ríos, CEO de everis, conversa sobre RR.HH. y cómo crear una cultura consciente

 “La clave para enganchar a mis colaboradores es invitarlos a ser parte de la sociedad del futuro”

  • Luego de su paso por el Massachusetts Institute of Technology (MIT), reconocida como la mejor escuela de ingeniería en Estados Unidos y el mundo, asumió como principal ejecutivo de la consultora de tecnología. Con una visión amplia y soñadora, analiza los cambios que se están generando en la sociedad y cómo la empresa debe tomar estas transformaciones para generar una compañía consciente y sustentable.
  • Luego de la puesta en marcha de su estrategia “everis consciente”, este año planea abrir el primer centro de desarrollo ágil de Chile (agile excellent center), desde donde trabajará el nuevo paradigma de desarrollo prototipado con línea start up y cuya inversión asciende a 550 mil dólares aproximadamente, solo en habilitación y redes.
  1. Me gustaría partir preguntándote cómo han sido estos tres años como CEO de everis
    Tremendamente desafiantes. Asumí la gerencia general después de irme un tiempo a estudiar en Estados Unidos y cuando volví, la operación en Chile no estaba bien y pasábamos por una crisis de liderazgo. Paralelamente, el mercado se estaba expandiendo en el país, pero nosotros no estábamos creciendo en concordancia con esta realidad, lo cual era muy extraño y todo eso se conjugaba en ese momento. Cuando reflexiono acerca de estos años, creo que han sido de mucho aprendizaje, en los que fundamentalmente hemos trabajado en un proceso de transformación cultural junto a nuestros equipos de trabajo. Lo que más destaco de este proceso; y a su vez valoro, es  todo lo que hemos hecho en relación a gestión de personas, siguieno la línea del Capitalismo Consciente, ya que en el MIT me di cuenta que la sustentabilidad organizacional tiene mucho sentido.

    2.- ¿En qué consiste ese modelo?
    Cuando digo “Consciente” me refiero básicamente a la capacidad de adaptación de las personas a este entorno tan complejo y cambiante en que vivimos. En otras palabras, poner énfasis en percibir las cosas que pasan a nuestro alrededor, cosas que afectan a todas las industrias pero también a la gente en general, por lo que la empresa no puede cerrar los ojos frente a diversas realidades. Así, comenzamos a desarrollar un proyecto que se llama Plan de Evolución, orientado a crear y trabajar por un everis Consciente, que genere las capacidades adaptativas a este entorno tan cambiante (de igual forma que lo planteaba Darwin en su teoría de la Evolución de las Especies, pero ahora aplicado a Organizaciones Empresariales). Junto a nuestro equipo ejecutivo vamos definiendo un punto en común respecto a lo que está pasando: el impacto del mundo digital, la economía del conocimiento, el Internet of things, la movilidad, la robótica, el machine learning, el analytics, entre otros. Buscamos identificar cómo Esta revolución o evolución repercute en nuestros clientes, y desarrollamos en  nuestros colaboradores ese especifico perfil del consultor que hará sustentable el negocio a futuroIntrínsecamente esto implica reflexionar acerca de cuál es nuestro Propósito como empresa (la razón última de existir de everis Chile) y a partir de ahí generar un modelo de liderazgo interno, tratando de crear jefaturas y colaboradores conscientes para finalmente constituir una Cultura Consciente. 

    3.- Dentro de la compañía, ¿qué ha significado esta transformación tan profunda?Obviamente hubo un recambio muy importante en el equipo directivo, pero también significó invitar a muchas personas al proyecto. Creo que este desafío, que en algún momento hizo titubear a algunos, ha valido la pena. Por ejemplo, en el 2015 everis creció 25% respecto al año anterior, cifra que no tiene ninguna concordancia ni con el comportamiento de la economía ni con lo que está pasando en nuestro sector TIC. Efectivamente hay una caída en la inversión, no obstante en 2016 vamos a crecer en torno al 20% y las perspectivas son muy buenas en cuanto al logro de este objetivo. Asimismo, asumiendo que tenemos cierto nivel de rotación (alrededor de 12%), necesitamos aumentar en el número de colaboradores en más de 300 personas, lo que es bastante desafiante, porque hay escasez de personal IT y no existe vocación por estudiar carreras Científico-Tecnológicas.

    4. Luego de la compra de la empresa japonesa NTT Data ¿ha cambiado la estrategia de negocios e inversión en Chile?
    Honestamente puedo decir que el principal aporte de NNT ha sido su estructura financiera y el enorme conocimiento que tienen los japoneses. Aunque suene un poco presuntuoso decirlo, nosotros elegimos NTT, ya que teníamos más de una oferta, y lo hicimos porque era la única compañía que respetaba nuestro modelo de gestión y nos daba autonomía. No han cambiado la estructura ni la estrategia, solamente nos han entregado más capacidades para hacer factible el sueño de ser los número uno de nuestro sector. Tal vez nunca lleguemos a ser el número uno, pero pensarlo me desafía todos los días a superarnos, a hacer las cosas diferentes, a asumir más riesgo y a entregar mejores soluciones a nuestros clientes.

    5.- Considerando esa autonomía, en una época de desaceleración económica,  ¿cuál ha sido su estrategia de crecimiento?
    En una etapa de escaso crecimiento, claramente no podemos quedarnos en el negocio commodity, porque nuestra competencia crece y disminuye el atractivo para nuestra gente. Tenemos que lograr el equilibrio justo, es decir, estar en lo commodity, pero también ser capaz de mover la línea en el perímetro de la innovación, movilizar los grandes cambios tecnológicos de Chile y estar en la transformación digital, invitando a nuestros clientes a reflexionar sobre cuáles son los desafíos que llegan con la irrupción de los start up digitales, del Internet of things, del cloud, y del social network; y empujando a los colaboradores a ser parte de la sociedad del futuro.

    6.- Con esta estrategia clara, cuéntame qué se viene para everis en 2016
    Este año vamos a abrir el primer centro de desarrollo ágil de Chile (agile excellent center), tendrá 1.000 mts2 para alrededor de 120 profesionales. Básicamente, lo que vamos a trabajar desde ahí es el nuevo paradigma de desarrollo prototipado Lean start up.

    7.- ¿A cuánto asciende la inversión?
    Hay dos componentes de inversión, uno es el capex (inversiones en bienes de capitales) y el otro son los puestos de trabajo, porque llevaremos de acá parte de nuestro headcount, pero gran parte del personal lo buscaremos en el mercado. Necesitamos gente creativa, que no se apegue a las reglas y libere el espíritu emprendedor. Resumiendo podría decir que, en números gruesos, la inversión será de aproximadamente 500 mil dólares en habilitación y redes y unos 3 millones de dólares en salarios y beneficios.

    8.- ¿Se podría decir que esta es una de las iniciativas que querías implementar luego de tu experiencia en el MIT?
    Cuando volví a Chile, llegué muy auto confiado con los cambios que podía hacer y pienso que subestimé la complejidad de la situación con la que me encontré. No todo era un desastre, pero sí había que dar coherencia a las acciones, sobre todo en temas de cultura. Por eso, no he invertido mucho en innovar en la oferta de servicios ni en los modelos productivos, sino que principalmente en una lógica en la que creo mucho, que es “first who, then what” (primero quién, después qué) ya veremos lo que vamos a hacer, primero right people on the bus (la gente correcta en el bus) y eso me tomó tiempo, pero una vez que identifiqué con quién quería trabajar y definimos qué queríamos hacer, el ciclo se volvió virtuoso. Debes tener un equipo en el que confías plenamente, ideal en términos personales, pero es mandatorio en aspectos profesionales. Luego, de todas las cosas que quería realizar hice la más importante: comencé una transformación cultural, que es la más compleja y es el camino más largo a la hora de hacer un cambio sustentable.

    9.- ¿Ese es tu gran proyecto?
    No, esa es mi Estrategia de Negocio y te lo digo más concreto aún, si me preguntas ¿cuál es la estrategia de everis Chile?, te digo cultura, cultura y más cultura consciente. Que las acciones del día a día tengan coherencia con lo que predicamos, especialmente yo, porque de lo contrario ¿qué queda para un consultor junior? Es un camino largo, que   no se impone, que no se despliega por medio de un correo electrónico, ni a través de un evento masivo ni tampoco por un power point. En everis tenemos un modelo que llamamos el iceberg, que es parte del plan de evolución: la punta del iceberg son los resultados tangibles, es decir, crecimiento, rentabilidad, satisfacción de clientes, reputación corporativa, entre otros, y es una consecuencia de hacer las cosas de determinada manera; mientras que la base son las motivaciones que tiene cada persona para cambiar sus comportamientos y prácticas y es donde tenemos que hacer ajustes para lograr modificar la forma de realizar ciertas tareas, es ahí donde hemos invertido, lo que es muy complejo porque cada colaborador es un mundo.

    10.- Guardando las proporciones ¿cuáles crees que son las principales brechas entre Silicon Valley y el mundo de la tecnología en Chile?  
    Te voy a decir tres: cultura, cultura y cultura. La semana pasada estuve en Silicon Valley y el talento es igual de bueno técnicamente, así que por ese lado no tenemos ninguna brecha. Es verdad que no tenemos una industria financiera que apoye el emprendimiento (VC’s, inversores ángeles, etc) pero si tienes una buena idea, puedes tomar un avión hasta allá y la podrías vender. El punto es ¿quién está preparado mentalmente para subirse al avión?

    11.- En 2015 firmaron un acuerdo con Corfo para crear un Hub Digital en La Araucanía y duplicar el número de trabajadores en los próximos años, ¿cómo van en el cumplimiento de este objetivo?
    Efectivamente, tenemos un proyecto que contempla tener 900 profesionales en la fábrica de Temuco en dos años, iniciativa que es apoyada por Corfo y el Ministerio de Economía. Para llegar a este crecimiento, primero, lo haremos a través del offshore que es una tendencia completamente consolidada, ya que cada vez son menos los clientes que piden hacer un desarrollo en sus instalaciones al conocer que en Temuco tenemos una unidad especializada en programación. Segundo, como es complicado que la ciudad y sus alrededores tengan la suficiente oferta de profesionales para invitarlos a participar en el proyecto; la meta es ambiciosa, tendremos que trabajar con las universidades de la mesorregión Sur.

    12.- Pasando a otro tema ¿cuál es el rol que juega la Responsabilidad Social Empresarial en la compañía?
    No creo en la Responsabilidad Social Empresarial en su formato tradicional, porque parece un esfuerzo desde la filantropía. Creo en la Sustentabilidad y en la Consciencia Empresarial, que es lo que permite generar cultura interna y analizar cómo eres capaz de movilizar desde el propósito a una organización con 1.200 colaboradores, de engancharlos y aumentar su productividad. Creo que ese camino es el más desafiante, pero a la vez el correcto a los tiempos que vivimos. Es la forma en que everis Chile desarrolla su RSE.

    13.- En 2015 se generaron más de 100 mil compañías, un aumento del 3,6% respecto de lo registrado en 2014, por lo que se podría decir que estamos viviendo un boom emprendedor ¿cómo vez este fenómeno?
    Atento y muy consiente de que nuestros colaboradores forman parte de esta tendencia, ya que hoy las personas quieren emprender. Ante esta realidad revisamos cómo podíamos cubrir esta necesidad y llegamos a la conclusión de que hay que generar un proceso para gestionar sistemáticamente la innovación, tanto la tradicional, que es una idea para mejorar el negocio de everis; como aquella que no necesariamente hace match con nuestros servicios. Tienes que tener la capacidad de, primero, tomar su proyecto, ayudar a estructurarlo de una forma más profesional y, si tiene potencial, animarlo a buscar financiamiento. Para esto tenemos dos áreas internas, el Premio Emprendedor de la Fundación everis, que también está abierto a la sociedad en general; y everis deals, a través de la cual todos nuestros colaboradores pueden levantar una oportunidad de negocio y, si para everis tiene sentido, podemos colocar capital. Hoy una cultura que no fomente la creatividad de sus colaboradores también tiene problemas de viabilidad futura. ¿Por qué le vas a quitar la posibilidad a alguien de soñar con ser el próximo Zuckerberg?

    14.- En una industria en que las habilidades técnicas o “duras” son altamente valoradas ¿qué importancia da everis a las competencias “blandas”?
    Si bien en cierto que la actividad core de everis es tecnología, en el mundo de la transformación digital hay un montón de nuevos paradigmas. Ahora el tecnólogo tiene que entender del negocio, es decir, el CIO o CTO y los nuevos roles, como el Chief Data Officer, el Chief Digitalization Officer, y el Chief Cloud Officer, deben proveer a la organización de soluciones futuras. Nosotros, donde más estamos creciendo es en la transformación digital, que básicamente es el desarrollo de software agile, y ahí los perfiles tecnológicos tradicionales se quedan cortos, por lo tanto, las habilidades del profesional egresado no han cambiado y everis se ha hecho cargo de esta transformación. En ese sentido, creo que la academia está en deuda con Chile, ya que siguen formando ingenieros para la Economía Análoga y no para la Digital.

    15.- En Chile, el panorama profesional es cada vez más competitivo debido a la alta penetración de extranjeros altamente calificados ¿cuál es tu visión al respecto y qué crees que le falta a la formación de los talentos nacionales?
    No creo que la alta competitividad sea producto sólo eso, nuestro país venía desde hace tiempo experimentando una escasez de perfiles específicos. En el mundo todos hablan de big data y analytics, pero acá no formamos Data Scientist y no puedes hacer analytics sin profesionales que manejen modelos de realidad virtual, de machine learning, de redes neuronales complejas, entonces ¿no haces proyectos de ese estilo?. Creo que la respuesta es open talent, porque el talento está distribuido en el mundo y ese es un cambio de paradigma tremendo. Respecto a la formación de talentos nacionales creo que Chile, desde sus centros de formación, universidades e institutos, no provee profesionales capacitados para desarrollar ciertos modelos, por lo que tenemos que tirar de la migración, pero también eso ayuda a eliminar las barreras físicas. Hoy en día en everis trabajamos con profesionales independientes, deslocalizados mundialmente gracias a las posibilidades de las TIC’s. No podemos seguir pensando bajo el paradigma “tengo dentro de everis la mejor gente”. Hay talento muy diferencial fuera de everis. Si los podemos identificar, invitar a colaborar y poner en valor su conocimiento, ganamos todos.

    16.- Estamos en una etapa en la que a pesar de la desaceleración económica, los perfiles de IT son cotizados y escasos ¿cuál es su estrategia para atraer y retener talento?
    Creo que el modelo clásico de ir a buscar jóvenes a las universidades hay que repensarlo. Con el crecimiento del país, hoy tenemos una generación más rica, que ha tenido acceso a cosas que muchos de nosotros no tuvimos en la infancia, es un grupo diferente, que tiene energía, es idealista y muy sensible a temas sociales, entonces el desafío no va solo por generar una estrategia de relacionamiento, sino que por analizar cómo te vuelves llamativo para una generación que no solo quiere una oferta laboral atractiva en términos de salario y carrera, porque en dos años tiene claro que hay que ir a buscar otro rumbo. El principal componente de esa nueva estrategia es abrirse a las oportunidades que este nuevo colectivo puede brindar a la organización, porque es un grupo que quiere trabajar, pero en algo desafiante intelectualmente. Asimismo, el modelo tradicional de la consultoría up or out, o creces o te vas, está agotado y cualquier compañía que trate de incentivarlo, se va a descapitalizar de un talento clave.

    17.- De acuerdo a tu perspectiva, ¿cómo debe ser un buen management?
    Primero, botar la soberbia, ser muy humilde porque hoy el conocimiento se escribe todos los días, y cualquier líder, gestor, manager que llega en lógica de “sabelotodo”, no va a tener buenos resultados. Los nuevos talentos no quieren trabajar con estrellitas, sino que con managers de los que puedan aprender y que les dan espacio de feedback. Mi primera lección de humildad fue ir al MIT, porque cuando llegué pensaba que era bueno y cuando te das cuenta que alrededor tuyo hay gente tan buena o mejor que tú, es otro golpe a tierra, y luego cuando tienes profesores que han sido premios nobeles y les pides media hora y te la dan, es otra lección sencillez. Cuando vuelves, no puedes sino decir “yo no sé nada” y continuos learning, si algún día tengo que escribir mi decálogo diría mucha humildad. Segundo, creo mucho en la frase “la Cultura se come la Estrategia al desayuno”, porque pienso que la única estrategia sustentable para cualquier manager, directivo o gerente general, es crear Cultura, generar equipos que realmente crean en algo y trabajen liderados por valores. La clave del management de estos tiempos es Cultura, trabaja en tu equipo, en tus personas, ya que a final de cuentas, lo único que te queda es un grupo humano capaz de tomar las nuevas posibilidades y adaptarse. La organización que no entiende esto, va a morir.
< volver a la página anterior

Comentarios

  • 16-06-2016 Juan Carlos Molina
    Espero conocerlo pronto y generar emprendimiento para el beneficio en la calidad de vida de las personas mayores
  • 16-06-2016 Juan Carlos Molina
    Espero conocerlo pronto y generar emprendimiento para el beneficio en la calidad de vida de las personas mayores

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario