Diferentes generaciones, diferentes motivaciones

La fuerza de trabajo actual incluye cuatro generaciones - Babyboomers, Generación X, Generación Y (o millennials) y, más recientemente Generación Z - marcando un cambio durante décadas, pasando por la valoración del estatus y el reconocimiento (con compensación financiera equivalente), a través de un enfoque independiente más autónomo, hasta los empleados más jóvenes y colaborativos de hoy.  

Estos diferentes grupos de empleados pueden tener distintas actitudes hacia la motivación y lo que esperan en términos de remuneración y recompensa. Para los Babyboomers, la antigüedad fue la clave para pagar aumentos. La generalización de la remuneración vinculada al desempeño se produjo cuando la Generación X era nueva en el lugar de trabajo.

Ambas generaciones también compartieron la opinión de que el pago era un asunto personal que no debía discutirse con otros. Los miembros de la Generación Y tienen más probabilidades de compartir la información sobre sus sueldos - y de marcharse si la comparación es desfavorable.

La falta de diseño de sistemas de recompensa eficaz y duradera que reconozcan estas diferencias y produzcan de manera consistente resultados justos, genera dos riesgos. Para los empleados actuales, las políticas de recompensa percibidas como injustas probablemente reducirán la motivación y aumentarán las posibilidades de que busquen empleo en otro lugar.

Para los empleados potenciales, el interés inicial en un empleador puede menguar si descubren lo que parece un enfoque cuestionable para recompensar a los empleados - especialmente para los miembros de Generación Y que es probable que hayan recogido comentarios sobre los posibles empleadores a través de sus redes sociales.

Y se complica aún más, ya que desde el año 2013 hay cuatro generaciones trabajando juntas, entre ellas las de los 70 y los 80 cuando la gente retrasa su jubilación.

Para el año 2020, en apenas tres años, a medida que la fuerza de trabajo crezca, el grupo de mayor edad en las empresas cambiará de los actuales 44 - 46 años a los 54 - 56 años, haciendo las cosas aún más complicadas para las empresas. 

La empresa para la cual trabajas, ¿está preparada para convivir con las 4 generaciones?

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario