Comprometerse con el compromiso

El compromiso va al corazón de la relación con los empleados y es clave para el cumplimiento en el trabajo - las personas se sienten empoderadas para ser lo mejor que pueden ser cuando son respetadas, involucradas y valoradas por su contribución.

Los empleados comprometidos saben que su trabajo afecta las metas y prioridades de la empresa en un ambiente que refuerza sus valores y creencias. Saben lo que se espera de ellos (y por qué) y se sienten conectados con el resto del personal y partes de la organización. Son, y serán siempre, el activo más importante.

Y la participación de los empleados no tiene que soportar ningún costo financiero: mejorar la cultura y los procesos empresariales a menudo toma poco más que tiempo y esfuerzo.

"El primer paso hacia el personal comprometido es descubrir lo que realmente piensan y quieren"

Conocer a su personal es tan importante como aprender sobre sus clientes

¿Qué sabes realmente de tu personal? ¿Sabes menos de ellos que de tus clientes? Observa cómo te comunicas con ellos.  ¿Es información de mando y control o más bien de involucrar, entablar y dialogar? Y, muy importante, cómo los escuchas.

Esto no tiene que significar necesariamente encuestas caras o consultorías externas: el primer paso de este viaje hacia el personal comprometido es descubrir lo que realmente piensan y quieren.

El desafío en la comunicación - bilateral – es dar forma a tus mensajes al receptor. Los empleados más jóvenes, por ejemplo, que nunca han conocido un mundo no digital, están acostumbrados a mensajes más cortos y punzantes en lugar de largos memos de arriba a abajo.

Las mejores comunicaciones también funcionan como un diálogo, pero de la misma manera que las comunicaciones deben adaptarse a la audiencia, los medios de comunicación deben reflejar la cultura organizacional para evitar cualquier descalce.

A la gente le gusta escuchar acerca de la estrategia y la visión de los líderes de la empresa en lugar de memos o newsletters.

Las reuniones de equipo son más adecuadas para comunicar los mensajes centrales del negocio, pero involucrar activamente al personal puede ser más desafiante.

El compromiso de los empleados sólo se produce cuando las metas de la organización coinciden con la aspiración del empleado, la comunicación eficaz frecuente es el pegamento que los une. Para desarrollar una fuerza de trabajo comprometida, la organización debe primero comprometerse con sus empleados: recuerda que los trabajadores comprometidos trabajan más duro, permanecen más tiempo y se desempeñan mejor.

 

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario