¿Buscas trabajo? ¿Quieres un cambio? ¿Qué quieren las empresas?

El conocimiento de tus habilidades blandas podría hacer la diferencia entre conseguir o no el trabajo de tus sueños, por lo que vale la pena analizar cómo puedes trabajar en tus puntos más débiles y cómo presentarlos a los encargados de la contratación. Puedes confiar en tu capacidad técnica para conseguir una entrevista, pero eso no siempre te conseguirá el trabajo.

Las habilidades blandas, independientemente de la posición que estás solicitando o el estado del mercado de trabajo, siempre estará en alta demanda. Según Guy Berger, economista de LinkedIn, "las habilidades técnicas varían según el trabajo, pero se requieren habilidades blandas para cada trabajo". Incluso si tu función es especializada y de carácter técnico, puedes destacar demostrando capacidad de adaptación y comunicación, entre otros. Incluso si estas habilidades no vienen naturalmente a ti, puedes  desarrollarlas si estás dispuesto a trabajar en ello. Esto asegurará que seas un candidato tan atractivo como sea posible. 

Comunicación

Cuando consigues una entrevista para un trabajo que deseas realmente, ¿qué es lo más importante que tienes que hacer? Comunicar. Tendrás que explicar por qué eres la mejor persona para el trabajo. Por lo tanto, un candidato con fuertes habilidades de comunicación es probable que sea contratado sobre uno que carece en esta área - incluso si son técnicamente más capacitados. De hecho, el análisis del Sr. Berger encontró que la comunicación era la habilidad más buscada.

Si no eres un gran comunicador, hay varios cursos que pueden ayudar a aumentar tus habilidades. Un gran número de escuelas ofrecen clases nocturnas para desarrollar habilidades de comunicación específicamente para fines comerciales, lo que puede ayudarte a compartir tus pensamientos con mayor eficacia.

Organización

Saber lo que hay que hacer y cuándo es uno de los aspectos más importantes de la vida laboral. Priorizar y programar tareas específicas puede asegurar que el trabajo se complete hasta el plazo y de la manera correcta. Cuando los proyectos están debidamente planificados, hay menos posibilidades de que algo salga mal - pero incluso si lo hace, un trabajador bien organizado normalmente tendrá en cuenta los planes de contingencia, por lo que el resultado no será tan malo como podría haber sido.

Hay un montón de aplicaciones de aumento de productividad disponibles para computadoras y teléfonos inteligentes que puede ayudarte  a aumentar tus habilidades de organización con un mínimo esfuerzo. Explorar algunos de estas podría ser el primer paso para mejorar sus habilidades de organización. Probar qué funciona mejor para ti también es una buena idea, agendas o calendarios vinculados a tu cuenta de correo electrónico son excelentes alternativas.

Adaptabilidad

Saber que los empleados son capaces de adaptarse a los cambios dentro de la organización o la industria en general puede ayudar a dar a las empresas la confianza que necesitan para moverse con los tiempos y mantenerse al día con lo que está sucediendo en el mercado.  Adaptarse al cambio es un elemento de resiliencia, que es esencial para el éxito continuo de una empresa. La reestructuración organizacional, las nuevas regulaciones y otros cambios pueden tener un efecto significativo en una fuerza de trabajo, pero si eres resiliente, entonces serás capaz de resistir lo que te arrojen.

Ser resiliente ante las circunstancias cambiantes también puede ayudarte a resaltar tu importancia para la empresa. Si los cambios se introducen, ser entusiasta sobre cómo beneficiarán a la compañía te ayudará a mantener un perfil positivo. Mantener la calma siendo receptivo ante las nuevas condiciones será un largo camino hacia ayudar a tu equipo y a ti mismo a permanecer creativo, lo que te permitirá trabajar en nuevas soluciones para cualquier problema que pueda ocurrir. 

Analítico

Las habilidades analíticas pueden ayudarte a ver soluciones a los problemas que pueden no ser inmediatamente evidentes. Pensar de esta manera te permite visualizar, articular y resolver problemas utilizando la información disponible para tomar decisiones. Cuando se piensa analíticamente, se desglosan los problemas más complejos en componentes individuales que se pueden resolver de forma más sencilla. También puedes mirar los elementos de una situación y utilizarlos para hacer un argumento fuerte a favor o en contra de algo.

Ser capaz de recopilar y analizar la información y el uso que en su resolución de problemas puede hacer que un candidato sea mucho más atractivo a alguien que no demuestra esta capacidad. Incluso en roles creativos, las habilidades analíticas son necesarias. Conocer los resultados potenciales de algo te ayudará a establecer el mejor curso de acción, lo cual puede cambiar lo que inicialmente planeaste hacer.

Trabajo en equipo

Tu capacidad para trabajar bien con otros podría marcar la diferencia entre amar tu trabajo y encontrarlo frustrante y desagradable. Las buenas relaciones con tu equipo pueden hacer las actividades diarias más agradables, que luego se reflejan en la calidad del trabajo producido. Después de todo, los trabajadores más felices son más productivos. Un estudio reciente de la Universidad de Warwick del Reino Unido encontró que los empleados felices son alrededor 12 por ciento más productivos. Mantener una conducta amistosa y accesible ayudará mucho a impulsar las relaciones con tus compañeros de trabajo, por lo que podrás trabajar cómodamente y efectivamente con ellos en varios proyectos.

Ser un verdadero miembro del equipo también puede significar que tus colegas confiarán en ti para cubrir cualquier trabajo que no puedan hacer ellos mismos. Tus jefes además valorarán en gran medida que no tengan que pasar tanto tiempo en reuniones de resolución de conflictos y prefieren liderar equipos felices y productivos.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios.

escribe un comentario

  1.  
envíe su comentario