Productividad laboral bajaría con la celebración previa de Fiestas Patrias

Estamos a punto de comenzar una de las épocas del año más esperadas por los chilenos, tanto por la llegada de la primavera como por la celebración de las Fiestas Patrias, días en los cuales se puede compartir con la familia y disfrutar en abundancia de distintas comidas, juegos y tragos típicos. Ahora que comenzó la cuenta regresiva, el ambiente “diciocherero” no es ajeno al ámbito laboral y en las oficinas se instala una suerte de clima festivo, sobre todo considerando que en la mayoría de las compañías se organizan concursos y diferentes instancias para celebrar, de alguna u otra forma, este nuevo aniversario de Chile.

Por este motivo, durante las semanas previas los departamentos de Recursos Humanos echan a volar su imaginación para generar actividades, a pesar de que muchas de estas iniciativas pueden incidir en una baja de la productividad. Natalia Zúñiga, gerente de marketing & comunicaciones de Randstad, señala que “no obstante lo anterior, los beneficios que se generan son más significativos, ya que las organizaciones
tendrán trabajadores más felices y fidelizados, por lo tanto, más comprometidos con los resultados, lo cual se refleja en una productividad capaz de adecuarse, elevarse y sostenerse a largo plazo. Asimismo, son estos los espacios que ayudan a aumentar la cohesión del equipo y el sentido de pertenencia e identificación de los empleados con la empresa, lo que también provoca mayor noción de responsabilidad por el cumplimiento de los objetivos”. 

En este contexto, la ejecutiva agrega que “esta semana la productividad laboral tendería a bajar, debido a que los trabajadores no estarán 100% conectados y concentrados en sus funciones, se generen o no iniciativas empresariales para festejar estos días”. De acuerdo a Natalia, es óptimo que el ambiente que se vive en el país se traslade también a las compañías, por ejemplo, “en Randstad, así como en 87% de las compañías del país, entregamos aguinaldo, además de organizar actividades como clases de cueca teórico-prácticas, un concurso llamado ‘enchula´ tu puesto y otro de payas relacionadas con el cumplimiento de los objetivos de la empresa. Asimismo, el jueves 17 de septiembre celebraremos todos juntos haciendo un brindis en la oficina y la jornada laboral se extenderá hasta las 14:00 horas”.

Con acciones de este tipo, las organizaciones “evitan un alza en el ausentismo laboral y  aumentan el compromiso de los trabajadores, ya que ven que sus directivos se hacen parte de este acontecimiento que se celebra solo una vez al año y que es tan importante para todos los chilenos”, dice. Además, al ser una fecha tan esperada y en la que se realizan diferentes actividades en todo el país, “es difícil para las compañías abstraerse de este ambiente y hacer como si nada estuviese pasando en el exterior. Al final, la empresa no es más que el reflejo de lo que vive una nación y cada tipo de liderazgo evalúa cómo maneja este tipo de situaciones”, sostiene. 

En este sentido, recalca que es importante que los trabajadores tengan claro desde el principio qué actividades y beneficios recibirán, lo que se logra a través de una comunicación directa y fundamentada con lo que la compañía desea transmitir, haciendo el link con el compromiso y la confianza que la empresa tiene en sus personas. “Las organizaciones deben transmitir que a pesar del ánimo ´dichiochero´, se deben tomar todos los resguardos necesarios para cumplir a tiempo con los requerimientos de los clientes sin alterar el plazo estipulado en un comienzo. Durante este periodo, la optimización de la jornada es la clave para poder disfrutar y al mismo tiempo cumplir”, asegura.