¿Por qué los chilenos cambian de trabajo?

Los cambios no siempre resultan fáciles, más aún cuando se trata del ámbito laboral. De acuerdo a la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias del mercado del trabajo de la consultora multinacional de RR.HH Randstad, la principal razón por la cual los chilenos decidieron cambiar de trabajo en los últimos 6 meses fue por mejores condiciones laborales ofrecidas por el nuevo empleador (30%). Lo sigue en importancia circunstancias organizacionales (26%); deseo personal de cambio (14%); insatisfacción con el empleador (14%); ambición de gerenciar un departamento (11%); ambición por especializarse en una área (10%) y circunstancias personales (10%).

Durante los últimos dos años se ha mantenido la misma razón por las cuales los profesionales en Chile han optado por un cambio. Al respecto, Rita González, CEO de Randstad Chile comenta “Este resultado nos entrega una gran oportunidad de revisar la política salarial y paquete de beneficios por posición para conocer si estamos en benchmark con respecto al mercado y, en base a esto, analizar si es posible hacer los esfuerzos necesarios para retener a los profesionales con mejor desempeño. Sin olvidar que la retención tiene que ir de la mano de un conjunto de variables, monetarias y no monetarias para que sea sostenible en el tiempo. Solo aumentar la renta para retener a una persona clave es una decisión con resultados de corto plazo”. 

El segundo motivo de cambio en Chile que resalta en el estudio son circunstancias organizacionales, como reestructuraciones o fusiones, con 26% de respuestas. Dentro de los países estudiados, los trabajadores que cambiaron de empleador debido a esta variable se encuentran en Estados Unidos (47%); Hungría (38%); Italia (31%); Luxemburgo (31%) y Bélgica (24%).  

En la posición número 3 de las razones por las cuales los profesionales en Chile han cambiado de compañía es insatisfacción con su empleador anterior, con 14% de respuestas.  Con respecto a este resultado la ejecutiva comenta “un gran pendiente y mayor desafío para las personas que toman decisiones al interior de las compañías. Ya en 2017 la insatisfacción no debiese estar dentro de los principales motivos por los cuales un profesional deja su compañía. El generar y mantener ambientes de trabajo desafiantes, gratificantes y motivantes deben ser parte de las discusiones recurrentes de los equipos directivos. Así como fomentar las instancias y espacios para que las personas que sienten pueden dar más a través de nuevos proyectos, o están interesadas en cambiar de departamento, o proponer mejoras sean escuchadas para luego analizar viabilidad y ofrecerles desafíos que vayan acorde a sus capacidades y necesidades puntuales”, señala la experta de Recursos Humanos.

Con respecto al resultado global, los países con mayor porcentaje de respuestas de cambio de trabajo motivado por insatisfacción con el empleador son Luxemburgo (38%), Austria (24%), Suiza y Alemania (23%).

Analizando los resultados por rango etario, los trabajadores más jóvenes se han cambiado por mejores condiciones. Un 38% de aquellos entre 25 a 34 años y 37% de respuestas de trabajadores de 18 a 24 años. Por su parte, los profesionales con mayor experiencia han visto motivadas sus salidas de antiguos empleadores principalmente debido a circunstancias organizacionales con 26% de las respuestas por parte de los profesionales de 35 a 44 años y 43% de parte de los baby bommers, aquellos de 55 a 67 años.

Al respecto la CEO comenta “desde que Randstad monitorea distintas tendencias de recursos humanos, los trabajadores han mencionado haber cambiado de empleador mayormente por mejores condiciones como la principal razón de cambio. Luego aparecen factores como reestructuraciones y deseo personal de un cambio, ya sea por especializarse en un sector o por ascender jerárquicamente en la estructura. En tiempos de mayor incertidumbre es normal que las personas opten cambiar de trabajo por factores más duros como beneficios monetarios y  renta más que por perspectivas personales de nuevos desafíos”.