Demanda de profesionales en el rubro energético no convencional crecerá 15% durante 2016

A pesar de que la última encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago, elaborada por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, arrojó una tasa de desempleo de 9,4%, el rubro energético seguirá registrando déficit de trabajadores. Y es que si bien hace 2 años se comenzó a observar un marcado crecimiento  en la demanda de profesionales del rubro energético no convencional, durante 2016 se proyecta un alza de 15% en los requerimientos de mano de obra para el sector, debido a que, de los más de 60 proyectos de generación eléctrica en etapa de construcción en Chile entre la Zona Norte y Centro; en promedio, 80% corresponde a energías renovables no convencionales (ERNC), 88% pertenecientes al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y 73% que recaen en el Sistema Interconectado Central (SIC).

Al respecto, Anastasia Samokhvalova, consultora de Ingeniería & Construcción de Randstad, señala que a diferencia de sectores como el retail, la logística o la agricultura, energía no presenta estacionalidad, es decir, trabajos temporales que aumentan en los meses de diciembre, enero y febrero, por lo que la demanda se mantiene estable durante todo el año. En este sentido, afirma que “actualmente se están buscando más de 50 posiciones para la industria, entre Administradores de Contrato, Project Managers, Jefes de Planta, Jefes de Mantención, Ingenieros de Proyecto e Ingenieros de  Oficina Técnica, sin considerar que, de acuerdo a estudios, 2017 tendrá mayor inyección de ERNC que 2016, siendo el año más intensivo en conexión de energía al sistema eléctrico nacional. Sin duda, este panorama seguirá repercutiendo en el mercado laboral de la industria y generando aún más carencia de personal”.

Para mitigar la escasez de talento, las compañías del rubro instaladas en Chile están implementando algunas medidas, como recurrir a la expertise de profesionales extranjeros. “Si bien los ingenieros nacionales son pioneros en otras áreas, no tienen suficiente experiencia en desarrollo y construcción de obras de proyectos solares (termo solares o fotovoltaicos), por lo que la mayoría de la mano de obra proviene de Europa del Este y de España”, explica Anastasia. En ese sentido, otra de las acciones que se están llevando a cabo es la contratación de consultoras de Recursos Humanos para la búsqueda y selección de personal, organizaciones que cuentan con una amplia base de datos de candidatos nacionales e internacionales, con lo que reducen un 30% el tiempo que las empresas utilizan en el proceso completo de reclutamiento”, asegura.

Con este panorama, los salarios de la industria también se han disparado, creciendo un 25% en los últimos 2 años. “Si en 2013 ó 2014 un Ingeniero de Proyectos podía ganar $1.200.000 al mes, actualmente el mercado está ofreciendo $1.500.000 por el mismo perfil de candidato, con 3 ó 4 años de experiencia, en una empresa mediada”, ejemplifica. Como el mundo de las energías renovables no convencionales y la eficiencia energética seguirá creciendo, Anastasia aconseja que las Universidades y Centros de Formación Técnica Profesional, se hagan parte de esta realidad ofreciendo cursos, talleres y seminarios relativos a estas temáticas, además de que más Casas de Estudio desarrollen carreras especializadas en esta rama del conocimiento.

Con respecto a las destrezas que debe tener un profesional del sector, especifica que “además de ser capaz de reconocer el funcionamiento de los sistemas, ejecutar labores de montaje y mantenimiento de fuentes de generación de baja y media potencia basados en energías renovables, especializándose en fuentes eólicas y solares, y de gestionar el uso eficiente de la energía en edificaciones; también debe
tener capacidad de trabajar bajo presión, habilidades de liderazgo, de trabajo en equipo, tolerancia a la frustración y, lo por sobre todo, capacidad de comunicarse de manera efectiva con sus compañeros de proyecto”, finaliza.

Imagen / Pixabay

Nota Diario Financiero, 27 de abril de 2016.