Chile: Índice de movilidad laboral baja 3 puntos en un año por desconfianza en encontrar un nuevo empleo

De acuerdo a la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de la consultora de RR.HH. Randstad; el índice de movilidad laboral en Chile, que mide la confianza de los profesionales en encontrar un empleo similar o diferente durante los próximos 6 meses, alcanzó 121 puntos durante el cuarto trimestre de 2016, 3 pts. menos que hace un año. Del resto de países Latinoamericanos que participan en el estudio, Argentina alcanzó 115 pts., bajando 2 en comparación al mismo periodo de 2015, mientras que Brasil obtuvo 122 pts. y México 121 pts.,  cayendo 4 y 7 pts. en un año, respectivamente.
No obstante, todas las naciones de la región se encuentran por sobre el promedio mundial (108 pts.) en esta materia. A nivel global, India lidera la confianza, con 143 pts.; seguido por Malasia, con 139; y luego por Hong Kong, con 125; mientras que el índice más bajo se encuentra en naciones como Luxemburgo (78 pts.), Alemania (84 pts.) y Austria (89 pts.).

Al respecto, Rita González, CEO de Randstad, señala que “estos datos son coherentes con la actual apreciación que los chilenos tienen del crecimiento del país, puesto que a pesar de que la confianza de los consumidores tuvo una leve mejoría en diciembre gracias a una mejor percepción del empleo y la economía, el indicador cerró 2016 en niveles
pesimistas[1]. Por otro lado, de acuerdo a la última edición de la encuesta CEP, el porcentaje de personas que cree que Chile está estancado aumentó 6 puntos, de 61 a 67%, en comparación a la muestra de julio-agosto; mientras que 40% señala que la actual situación económica es mala o muy mala y, sin ir más lejos, según el Workmonitor de Randstad del cuarto trimestre de 2016, 49% de los chilenos espera que el panorama financiero del país empeore en 2017. Así, todas estas cifras, y otras más que podemos leer y escuchar a diario, sin duda impactan en la confianza que los trabajadores tienen en encontrar un nuevo empleo, ya sea similar o diferente al actual”.

No obstante la caída en el índice de movilidad laboral, la búsqueda activa de un nuevo empleo no ha bajado. De hecho, llegó a 13% en el último quarter de 2016, 3 puntos porcentuales (pp) más que el trimestre inmediatamente anterior y el mismo porcentaje que hace un año; sin embargo, es 2 pp más bajo que en el último periodo de 2014, cuando alcanzó 15%. En cuanto a los rangos etarios, el segmento más enérgico en la exploración de nuevas oportunidades es el de 45 a 54 años (20%), seguido por el de 25 a 34 años (19%); luego por aquellos trabajadores entre 35 y 44 años (18%), los de 18 a 24 (13%), finalizando con los de 55 a 67 años (9%).

Al respecto, la ejecutiva de la multinacional explica que “es natural que las personas mayores de 55 años se encuentren más estables en su carrera profesional, debido a que
están terminando un ciclo y difícilmente van a optar por realizar un giro laboral que les significaría empezar desde cero. De todas formas, en el estudio también se observa que un segmento bastante activo, como es el de 35 a 44 años, bajó 3 pp en la búsqueda activa de empleo respecto al año anterior y 7 pp en comparación al tercer trimestre de 2016, lo que se puede atribuir a que los trabajadores se han vuelto más conservadores frente a la actual situación del mercado, especialmente en algunos rubros”.
 
En este sentido, los sectores que más bajaron su porcentaje de trabajadores buscando activamente un nuevo empleo en un año fueron Minería & Utilities (-20), Manufactura de Productos Alimenticios (-13) y Administración Pública (-9), resultados frente a los cuales Rita menciona que “todos conocemos, en mayor o menor profundidad, la situación por la que está atravesando la Minería desde hace algunos años, por lo que no es de extrañar que sus trabajadores estén más bien paralizados en cuando a la exploración de nuevas oportunidades laborales, fundamentalmente los perfiles técnicos y operativos, para quienes es más difícil cambiar de industria por su alto nivel de especialización, no así los profesionales con cargos gerenciales y jefaturas, que podrían desempeñarse en rubros relacionados o completamente diferentes”. Por otro lado, los sectores que más subieron en este indicador durante el cuarto trimestre de 2016 son Manufactura de Productos Químicos (+17), Transporte (+12) y Tecnologías de la Información (+11%). 

[1] Informe elaborado por el Centro de Estudios en Economía y Negocios (Ceen) de la Universidad del Desarrollo (UDD)

Nota Pulso,30 enero2017