Chile: Índice de movilidad laboral baja 2 puntos en un año por desconfianza en encontrar un nuevo empleo

De acuerdo a la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de la consultora de Randstad; el índice de movilidad laboral en Chile, que mide la confianza de los profesionales en encontrar un empleo similar o diferente durante los próximos 6 meses, alcanzó 119 puntos durante el tercer trimestre de 2016, 2 pts. menos que hace un año y 1 más que el periodo inmediatamente anterior, transformándose en el país Latinoamericano[1] con el puntaje más bajo en esta materia, a pesar de que sobrepasa el promedio mundial (110 pts.). A nivel global, India lidera la confianza, con 152 pts.; seguido por Malasia, con 135; y luego por Hong Kong, con 128; mientras que el indicador más bajo se encuentra en naciones como Luxemburgo (84 pts.), Austria (89 pts.) y Alemania (92 pts.).

Al respecto, Rita González, CEO de Randstad, señala que los resultados nacionales se complementan con la caída de 3 puntos porcentuales (pp) que tuvo el país en la búsqueda activa de un nuevo empleo (10%), en relación al mismo periodo de 2015 y al trimestre inmediatamente anterior, cuando la cifra llegó a 13%. En cuanto a los rangos etarios, el segmento menos enérgico en la exploración de nuevas oportunidades es el de 45 a 54 años, que alcanzó 8% durante el tercer quarter de 2016 (7 pp más bajo que hace 1 año); mientras que los más activos se encuentran entre los 35 y 44 años, con 25%. “Es natural que las personas que están cerca de los 50 años hayan alcanzado una mayor estabilidad en su carrera profesional, sin embargo esta baja generalizada, tanto en el índice de movilidad laboral como en la búsqueda activa de trabajo, se puede atribuir a que el mercado ha perdido dinamismo, más aun considerando que, de acuerdo a un reciente estudio de Libertad y Desarrollo[2], 38% de los encuestados piensa que el empleo empeorará de aquí a 3 meses, por lo tanto, los trabajadores se vuelven más conservadores y no se arriesgan a un cambio”, explica.

En cuanto a las industrias, las que más bajaron su porcentaje de trabajadores buscando activamente un nuevo empleo respecto al año anterior fueron Transporte (-22), Manufactura (-19), Hoteles & Catering (-17); mientras que subió considerablemente en Tecnología (+25), Educación (+14) y Construcción (+13%), “sector cuyo indicador estaba bastante bajo por factores como menor actividad de la economía; incertidumbre por reformas estructurales; alza de costos para el rubro por temas regulatorios; y crecientes restricciones bancarias para créditos hipotecarios y financiamiento de proyectos, con lo que la actividad se frenó fuerte y, los recursos humanos, al ser un ‘termómetro’ de los vaivenes de la economía, se han visto impactados. Con respecto a la baja de Hoteles & Catering, es clave el tema de la estacionalidad, ya que el peak de trabajadores buscando empleo en este rubro se da entre diciembre y marzo”, afirma la ejecutiva.

Rotación laboral
La rotación laboral en Chile bajó 9 puntos en 2 años, considerando que 20% de los trabajadores afirmó haber cambiado de empleo durante el último semestre, mientras que en el mismo periodo de 2014, esta cifra alcanzó 29%, la más alta registrada desde que se realiza el estudio en el país (2010).  Rita dice que para analizar estos resultados hay que considerar que durante 2013 se habló de “pleno empleo” en el país, con índices de desocupación inferiores a 6%; por lo tanto, “los chilenos que se cambiaron de trabajo durante los primeros meses de 2014 probablemente fueron los últimos que alcanzaron a vivir este auge. “Luego, el Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzó a realizar recortes en la estimación de crecimiento del país, bajando progresivamente este indicador; con lo que la rotación laboral bajó incluso a 16% durante el último trimestre de 2014. Actualmente, a pesar de que el desempleo llegó al 6,9% en el trimestre móvil junio-agosto, está por debajo de lo pronosticado (7,3%). Sin embargo, un escenario marcado por nuevas reformas y bajas proyecciones de crecimiento, mantienen expectante al empresariado y relativamente estancadas las posibilidades de rotación laboral voluntaria”, señala.

Durante el tercer trimestre de 2016, los que más se movieron fueron las personas entre 18 a 24 años (32%), seguidas por las de 25 a 34 (24%); luego por los trabajadores de 35 a 44 (22%); mientras que los de 45 a 67 años alcanzaron 13%. En relación a las industrias, la mayor rotación se produjo en Manufactura de Productos Alimenticios, con 44% de trabajadores que señala haber cambiado de empleo en los últimos 6 meses; luego Hoteles & Catering; con 42%, y en tercer lugar Minería & Utilities, con 33%.

Finalmente, la ejecutiva señala que una rotación elevada no siempre es reflejo de una economía activa, que ofrece múltiples opciones de empleo, puesto que si se da en periodos cortos de tiempo provoca inestabilidad y hay que tener en cuenta que las desvinculaciones también influyen en este indicador. “El escenario ideal sería mantener un indicador sin peaks extremos, simbolizando que se están abriendo nuevas oportunidades laborales, pero que también hay un esfuerzo de las compañías por retener talento y evitar perder profesionales valiosos para el crecimiento de la organización”, asegura

[1] Los países Latinoamericanos que participan en el estudio son Chile, Argentina, México y Brasil.
[2] Encuesta sobre percepción del empleo de Libertad y Desarrollo (LyD), septiembre 2016.

Nota Diario Financiero, 20 de octubre de 2016.