53% de los chilenos cree que su actual trabajo será automatizado durante la próxima década

Al parecer, el avance de las tecnologías y la creciente inversión de las empresas en la adopción de sistemas cada vez más complejos y sofisticados para agilizar todo tipo de procesos, está impactando la percepción de los trabajadores respecto a si sus funciones continuarán o no vigentes en el mediano plazo. De acuerdo al último Workmonitor, estudio trimestral de tendencias del mercado laboral de Randstad, más de la mitad de los chilenos piensa que su actual trabajo será automatizado durante la próxima década, cifra que a nivel mundial solo es superada por India (70%); China (68%); México (56%); y Turquía (54%).

Rita González, CEO de Randstad, señala que “existen diversas opiniones y visiones respecto a si el progreso tecnológico está eliminando o no la demanda de ciertos tipos de trabajo. Mi percepción es que el desarrollo de nuevas tecnologías y herramientas al interior de una organización aporta productividad y capacidad en los equipos de trabajo, generando  la necesidad de perfeccionamiento y actualización permanente de conocimientos, lo que es positivo en términos profesionales; además de una mayor seguridad y control en las compañías”.

Asimismo, la ejecutiva agrega que “la innovación en tecnología también aporta creación de nuevos puestos de empleo. Hay que pensar que la tecnología requiere ser mantenida y manejada por personas, pero
también es cierto que la sociedad se tiene que ir adaptando a esta realidad para evolucionar de forma paralela en cuanto a la generación de otro tipo de plazas laborales y al desarrollo de las competencias necesarias para cubrir estas nuevas oportunidades, las cuales no solo se dan en el área de IT, sino que también en el resto de los departamentos. Lo anterior debido a que a mayor innovación mejor oferta de servicio y calidad, por tanto, más crecimiento para la organización. En este sentido, la capacitación y desarrollo de las personas es clave para que puedan acompañar a la empresa en su evolución”.

Otro de los resultados que arroja la investigación, es que 59% de los encuestados afirma que las empresas necesitan la incorporación de la Generación Z (nacidos entre 1994 y 2010) para transformarse en compañías verdaderamente innovadoras, percepción que se explica porque el perfil de este grupo está conectado con la tecnología desde temprana edad y acostumbran a tener un mundo completamente digitalizado. Asimismo, “para ellos no existen fronteras ni limitaciones de tiempo. Todo es inmediato. La tecnología influye en su estilo de vida, en su forma de pensar y hasta de divertirse. Reciben e intercambian información muy rápido y son multitasking, es decir, son capaces de realizar varias tareas a la vez”, sostiene la ejecutiva.

Perfiles más demandados en 2015
Por otro lado, el vertiginoso avance de la tecnología impacta en el perfil profesional que hoy demandan las empresas para alcanzar más eficientemente sus objetivos de negocio. Asimismo, este fenómeno sumado a la masificación de Internet y a la alta penetración de los smartphones, ha provocado que el mercado online gane terreno y que las motivaciones del consumidor no sean las mismas que hace algunos años atrás, por lo que la innovación en el producto y en el estilo de compra es crucial para adaptarse al cliente final. En este sentido, la figura del director digital ha alcanzado una relevancia especial en el último tiempo y seguirá creciendo, puesto que las organizaciones deben anticiparse a los cambios para responder de forma eficiente a las demandas de un consumidor más informado y exigente.

Además de los perfiles tecnológicos, “los cargos más demandados actualmente y que continuarán en alza, son para el área comercial, de operaciones y exportación. En la primera se observa una alta rotación desde hace algunos, ya que son los profesionales que finalmente rentabilizan una empresa y por ende las compañías están constantemente en búsqueda de más y mejores perfiles. En estos departamentos
hay bastante gente joven y, por lo general, se manejan rentas por sobre las demás áreas considerando que reciben bonos por cumplimiento de objetivos. En el caso de exportación, se eleva la demanda de extranjeros o perfiles con experiencia internacional, ya que las compañías necesitan personas que conozcan cómo funcionan los mercados fuera del país”, dice la CEO de Randstad.

A nivel de carreras, la ejecutiva agrega que las ingenierías siguen siendo una de las más requeridas por el mercado laboral y, como actualmente todas las industrias necesitan este tipo de profesionales, su demanda seguirá en aumento. Además, “hoy en día no solo las organizaciones buscan ingenieros para las áreas comerciales, sino que son solicitados para sectores tan diversos como salud, servicio, consumo, forestal, entre otros”, finaliza Rita.

Nota EMOL, 26 de enero de 2015.