El éxito en los negocios de una organización depende siempre de las personas, independientemente de la industria en la que opere y de su tamaño. Por esto, la gestión del absentismo laboral debe ser una prioridad en las compañías, ya que solo así logrará mantenerse competitiva y un paso adelante de sus competidores. 

Tener trabajadores que se toman un tiempo libre no programado (en otras palabras, sin incluir las vacaciones anuales y los feriados) es un aspecto inevitable cuando se administra un negocio, lo relevante es saber cuándo se está volviendo excesivo y potencialmente represente una amenaza para la productividad de la empresa.

Según una investigación del Integrated Benefits Institute, en los EE.UU. las organizaciones enfrentan pérdidas anuales de productividad de €432 mil millones como resultado del absentismo; mientras que en el Reino Unido se ha estimado que el costo económico total alcanzará los 28.700 millones de euros para 2030.

Una forma de mejorar tu comprensión sobre este tema y conocer cómo está afectando a tu empresa es analizar las principales causas del absentismo laboral. Esto puede ayudarte a elaborar un plan dedicado y eficaz para gestionarlo.

lesión física y enfermedad

Comúnmente las lesiones o enfermedades representan una gran proporción de las ausencias, lo que puede ser un problema particularmente importante durante los meses de invierno, cuando la tos, los resfriados y las infecciones de gripe estacional se vuelven más frecuentes.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los las compañías estadounidenses enfrentan costos de €27,2 mil millones al año como resultado de días laborales perdidos relacionados con cinco enfermedades crónicas o factores de riesgo:

  • presión arterial alta
  • diabetes
  • fumar
  • inactividad física
  • obesidad

La pandemia de COVID-19 proporcionó un ejemplo extremo de cómo las enfermedades físicas pueden tener un impacto devastador en la fuerza laboral. En la UE, el número de personas ausentes del trabajo alcanzó los 22,3 millones en el primer trimestre de 2020 (durante el cual se confirmó el primer caso de coronavirus en Europa), frente a los 18,5 millones del trimestre anterior. En el segundo trimestre de 2020, la cifra casi se duplicó a 40,9 millones, un nivel de absentismo que creó importantes desafíos de recursos humanos para los empleadores.

Tomar medidas activas para ayudar a los colaboradores a mantenerse saludables y en buena forma física impulsará tu negocio y beneficiará a los trabajadores. Considera: 

  • introducir incentivos o esquemas de gamificación que alienten a los empleados a caminar o ir en bicicleta al trabajo.
  • asegurarse de que las personas, cuyos trabajos son mayormente sedentarios, tomen descansos regulares para levantarse y caminar.
  • promocionar días y eventos de concienciación sobre la salud, como el Día Mundial Sin Tabaco.
  • dar bocadillos saludables de forma gratuita

dificultades de salud mental

Atrás quedó el tiempo en que se consideraba que las enfermedades físicas eran la única razón legítima para que las personas se ausentaran del trabajo de manera no programada. En los últimos años, se ha reconocido que el bienestar mental es tan importante como la salud física, no solo para que las personas se presenten a trabajar, sino también para que hagan bien su trabajo.

El CDC llama a los trastornos de salud mental "uno de los problemas de salud más onerosos en los Estados Unidos". Según la Mental Health Foundation del Reino Unido, ofrecer apoyo de salud mental a los empleados podría ahorrar a las empresas hasta €8,7 mil millones al año.

Entonces, ¿qué puedes hacer para reconocer la importancia de este problema y ayudar a tus empleados a mantenerse mentalmente bien?

El primer paso es tener conversaciones francas y honestas sobre el tema para reducir la estigmatización, además de propiciar que los trabajadores a hablen con sus compañeros o jefes cuando necesiten ayuda. Brindar acceso a talleres, seminarios y materiales online sobre salud mental puede ser un apoyo valioso para tu personal.

Es probable que cualquier inversión que realices en salud mental se recupere gracias a la reducción del ausentismo. Es más, el presentismo, cuando la productividad de los empleados disminuye porque las personas van trabajar a pesar de no estar bien, también se volverá menos común.

acoso y agresión

Si la intimidación y el acoso se convierten en un problema en tu empresa, observarás tasas de absentismo superiores al promedio, ya que es probable que las personas que experimentan estos problemas se tomen un tiempo libre debido al estrés y la ansiedad que les genera. 

Desafortunadamente, este es un tema extremadamente común. Una encuesta de Monster.com publicada en 2019 mostró que casi el 94% de los participantes había experimentado acoso en el trabajo, en comparación con el 75% que dijo lo mismo en un estudio de 2008. Quizás lo más sorprendente de todo es que más de la mitad (51%) dijo que había sido intimidados por un jefe o gerente.

Este es claramente un escenario que requiere una respuesta sólida, pero cuidadosamente considerada por parte de RR.HH. Aquí hay algunas medidas que podrías pensar en introducir:

  • elaborar políticas específicas que establezcan qué tipo de comportamientos se consideran intimidación o acoso, y cómo se abordarán.
  • especificar canales y métodos que las personas pueden usar para informar incidentes o inquietudes con total confidencialidad.
  • tener un procedimiento de investigación claro, incluidos los plazos, que se deben seguir cada vez que se presenta un informe o queja.
  • revisar y recopilar comentarios con regularidad sobre las políticas de intimidación y acoso para asegurarse de que sean adecuadas para su propósito.

búsqueda de empleo

Otra razón común por la que las personas se se ausentan es cuando asisten a una entrevista o evaluación para otro trabajo, pero no quieren agotar sus vacaciones anuales. Los empleados también podrían reportarse enfermos para darse tiempo para buscar otros empleos, actualizar su CV o postular a vacantes.

Este es otro caso en el que es necesario contar con políticas claras para que los trabajadores sepan lo que la empresa considera razones aceptables para la ausencia. Algunas organizaciones pueden estar dispuestas a dar a su personal la flexibilidad para asistir a entrevistas de trabajo durante el horario laboral. Si bien esto puede generar inquietud acerca de la tasa de rotación, confiar en tu equipo para que tengan cierto nivel de libertad y control sobre sus funciones aumentará su satisfacción laboral, lo que los hace menos propensos a querer irse, en primer lugar.

Si estás luchando con altas tasas de absentismo y crees que la búsqueda de otro trabajo es un factor que contribuye a incrementar este indicador, es una señal de que necesitas reconsiderar tus métodos de contratación y sobre cómo interactuar con tus empleados.

Descarga la guía sobre cómo manejar el absentismo y no perjudicar tu negocio

Solicita más información sobre nuestros servicios y asesorías