Reinventarse para alcanzar el éxito

La mayoría de las veces, la decisión de tomar un nuevo camino implica reinventarse, analizar y cuestionar lo que se ha hecho hasta el momento, adaptarse a las nuevas circunstancias y plantearse nuevos objetivos para alcanzar lo que deseas.  

Una reinvención también significa encontrar rumbos desconocidos y, por lo mismo, correr riesgos para ser capaz de seguir ese camino. Salir de la zona de confort, voluntariamente o no, implica la posible aparición de un miedo al cambio que paralice esa transformación, lo que podría  comprometer la felicidad de una persona.

La escritora y bloguera Melissa Kirk, experta en técnicas psicológicas, identificó 5 sencillos y prácticos pasos para realizar este cambio y no perderse en intenciones que no llegan a materializarse:

Los 5 pasos para reinventarse

  • Crear una visión de futuro: solo podrás enfocar nuevas metas si dejas de lado los pensamientos negativos y  existe predisposición al cambio.  
  • Escribir sobre esa reinvención: una vez que tengas claro lo que quieres, debes escribirlo en alguna parte. Plasmar en papel esa imagen ayudará a ordenar las ideas y descubrir los sentimientos que tienes sobre ellas. 
  • Rodearse de elementos visuales relacionados: puedes colocar objetos, fotos o imágenes en lugares por los que pases a diario y que sirvan para recordar continuamente ese nuevo objetivo y mantener así la motivación.
  • Transformar los deseos en tareas realizables: cuando tienes claros los objetivos, éstos se deben traducir en acciones concretas. Una lista puede ayudar a ir cumpliendo con ese trabajo.
  • Recordar cada día esa visión de futuro: el último paso es volver a visualizar mentalmente el objetivo y focalizar todas las actividades hacia su consecución. Esto alejará los problemas y obstáculos que se puedan encontrar por el camino.

Reinvención empresarial
No se trata solo de cambios en el ámbito personal; también son muchas las empresas que modificaron sus productos e incluso decidieron cambiar de sector para seguir desempeñando su actividad. Hoy, muchas de ellas son líderes: 
Coca- Cola comenzó su camino empresarial en el siglo XIX como productor de jarabe medicinal, pero al no tener éxito cambió su rumbo hacia la fabricación de refrescos.

La coreana Samsung anteriormente era especialista en la venta de pescado. Peugeot fabricaba molinillos de café antes de dedicarse al mundo del automóvil. La marca de productos bucodentales Colgate tuvo sus inicios fabricando jabones, velas y almidón. 

Dice un antiguo proverbio chino que "no puedes guiar el viento, pero puedes cambiar la dirección de tus velas". El cambio está en la predisposición de uno mismo y su manera de afrontar la vida.

¡Atrévete a conseguir tus sueños!

< volver a la página anterior