Miedo a no pasar el examen psicológico: ¿por qué no es bueno leer el resultado en internet?

Hoy en día es común escuchar que en el test de Zulliger (o de las manchas), se deben visualizar solo situaciones positivas; o que en el de Lüscher (o de los colores), debes mencionar determinados tonos que serán claves para conseguir ese trabajo tan ansiado. Sin embargo, estas recomendaciones solamente servirán para alejarte de conseguir un empleo, ya que seguir consejos poco certeros te pueden dejar fuera de un proceso de selección.

Primero, antes de ir a una entrevista laboral debes tener presente que la mayoría de la información que aparece en internet no es correcta y, cuando lo es, es igualmente peligrosa, puesto que cada resultado corresponde a un perfil psicológico en específico que podría servir o no dependiendo del tipo de cargo al que la persona está postulando. Por ejemplo, encontrar en un vendedor ciertos rasgos dominantes puede potenciar su labor, pero resultarían nefastos para una Educadora de Párvulo. Entonces, ¿cómo conocer cuál es el perfil al que apuntan las respuestas “correctas”? Es imposible saberlo, ya que no existen afirmaciones mejores que otras, sino que depende de la posición a la que el candidato postule o del puesto en el que desee desarrollar su carrera profesional, incluso muchas veces influye la industria que tiene de preferencia. 

Y, si tuvieras la buena suerte de acertar al perfil deseado, aun así corres un riesgo…
Cuando las personas leen en internet lo que supuestamente deben contestar en los test y lo replican, los resultados suelen arrojar información contradictoria y las pruebas complementarias dejarán en evidencia al candidato. Además, por lo general estas páginas ofrecen consejos genéricos, los cuales no son relevantes y no sirven para descartar por sí mismo a un candidato, ya que en un proceso de selección serio se miden y observan una serie de otros indicadores que no son publicados en estos sitios. Cada proceso es único, porque las necesidades de las empresas también lo son.

Al ver las contradicciones entre los test y las entrevistas, muchas veces nos preguntamos ¿cuál es la razón por la que una persona busca en internet cómo resolver su prueba psicológica? La respuesta a esta interrogante denota desconfianza e inseguridad, lo que nunca es bueno a la hora de postular a un empleo. Los test psicológicos en el ámbito laboral describen patrones de comportamiento y estilos de trabajo, arrojando solo en casos extremos patologías severas, por lo que lo más probable es que cuando no pasas este examen solamente significa que no calzas con el perfil laboral requerido por la compañía. 

Si te enfrentas a entrevistas de trabajo y frecuentemente no avanzas más allá de las pruebas psicológicas, te recomendamos seguir estos pasos antes de revisar los resultados en internet:
1. Repite en el espejo y en voz alta las respuestas que diste a la psicóloga, tal vez los nervios te traicionan y luces inseguro.
2. Pide a alguien más que escuche tus respuestas a las preguntas más recurrentes de una entrevista psicológica. Es probable que no se te entienda con claridad lo que quieres expresar.
3. Solicita que un cercano te entreviste de manera seria y crítica. Puede que hagas algo que no te das cuenta y que causa una impresión poco favorable.

Cuando estés en una entrevista:
1. Anda correctamente vestido, es mejor ir formal de más, que de menos.
2. Mantén la formalidad en tus palabras, por más amable que te parezca el entrevistador o por más cercano que lo sientas, recuerda que es su trabajo hacer que bajes la guardia.
3. No te excuses porque dibujas mal, o porque estas nervioso, eso solo denota más ansiedad. Las pruebas psicológicas no son pruebas artísticas, que dibujes mal no es un parámetro de exclusión.
4. No temas señalar debilidades si te las preguntan. No tenerlas es señal de que no ves ámbitos de mejora en tu desempeño o que tienes baja autocrítica. Siempre existirá algo que puedas mejorar, muestra humildad ante los defectos y menciona como corregirlos. Decir “soy demasiado perfeccionista” es un cliché que solo puede jugarte en contra. 
5. Anda con tiempo a las entrevistas de trabajo, prioriza las que más te interesan. Estar inquieto por la hora afecta tu concentración, te pondrá nervioso, de mal humor y puede perjudicarte en la entrevista.
6. Sé sincero y no busques respuestas en internet.

< volver a la página anterior